23 febrero 2018

PASADOS YA LOS CINCUENTA

Pasados ya los cincuenta,
que sólo es mitad de ciento,
o caminas o revientas
o se te ha acabado el cuento.

Así que morena mía,
o rubio de mi corazón,
aprovecha cada día
sea cual sea la situación.

Lo melindre o timorato
no es mantequilla de untar,
ni es arroba de buen trato,
ni es kilo para tratar.

Levanta ya la cabeza,
mueve las extremidades,
déjate ya de perezas
y acepta las realidades.

Porque los años, años son
y dejan la piel marchita,
donde se talla la cita
de una vivencia en cuestión.

Es el mapa que describe
lo que has pasado al vivir.
Y que te deja en recibe
lo que hoy puedas escribir.

Así que apunta renglones
con la tinta que poseas,
añadiendo a los colores…
ese color que tu creas.

Cuando tus ojos miraban
y tus labios sonreían
y el oído escuchaba
lo que el sentido… sentía.

Cuenta con eso que tienes
y… con lo que quieres querer,
pues serán los parabienes
que tendrás por merecer.

Que la vida son dos tangos
y a veces un poco más,
baila, baila con remango…
que es un gusto que te das.

Lo que venga y… lo siguiente,
eso estará por venir,
ahora es el presente
y la ocasión de reír.

Ya sé que es fácil hablar
y dar consejos baratos,
pero es mejor que llorar
y venir a dar mal rato.

Ya sé que al Mundo vinimos
y de este Mundo nos vamos,
mas si te animas, me animo…
y así animados quedamos.

Por eso digo morena
y a ti rubio te repito,
que lo que dejo escrito
es para borrar las penas.

QUE
Pasados ya los cincuenta,
que sólo es mitad de ciento,
o caminas o revientas
o se te ha acabado el cuento.

Tinuco

No hay comentarios: