26 abril 2011

PARA MEDITAR

PARADOJAS DE LA VIDA: LOS AMERICANOS SE VUELVEN ANTICAPITALISTAS, LOS CHINOS, SUPERCAPITALISTAS
La crisis financiera que nos asfixia desde hace tres años nos está llenado la existencia de problemas –la colosal deuda de los estados, el rampante desempleo, el estancamiento económico…- y se está cargando algunos mitos –que los estados no quiebran, que los gobiernos y los bancos centrales habían aprendido a manejar los ciclos económicos para que no estallasen…–. Pero hay un damnificado inesperado: el capitalismo. El capitalismo como sistema económico y social de vida. [ver artículo completo]

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los socialistas tienen la misma visión de la sociedad que pudiera tener un enfermo de Alzheimer que recuerda el pasado (Guerra Civil, Franco, etc.), pero son incapaces de recordar el presente, por lo que en el capítulo de malos siempre están en su mente Franco y Aznar y en el de buenos Felipe González (a pesar de que gran parte de su gobierno acabó en la cárcel por organizar terrorismo de estado) y Zapatero. Con esta política se empeñan en ganar una guerra que acabó hace más de 70 años, a costa de perder credibilidad en estos tiempos, ante el beneplácito de sus fanáticos seguidores.
Pero si echamos manos de la memoria histórica reciente, vemos que paradojas de este tipo se han producido aquí, ya que un gobierno socialista, además de crear casi 5 millones de parados, ha financiado la banca con los impuestos de los ciudadanos y ha provocado recortes sociales que no se veían desde la Guerra Civil.

Otro anónimo con otra versión dijo...

El anónimo anterior cae en el mismo error que critica a los demás, realizando su particular y partidista versión de unos hechos, tal como hacen los otros, eludiendo la responsabilidad de todos y cayendo en la trampa que nos tienen preparada de echar la culpa a la parte contraria, viendo la paja en el ojo ajeno, sin ver la viga en el propio.
Desgraciadamente divide y vencerás.
Hay además quien no quiere ver que son los mismos lobos, pero con distintos collares los que nos están devorando a la sociedad en general.