23 diciembre 2017

LA EMBAJADA DE COLLADO DE CIEZA

En estos tiempos que corren en que algunas autonomías de más o menos postín abren embajadas por todo el viejo continente, obviamos por cercano lo que en nuestra propia casa tenemos. En Collado de Cieza, paraje ideal donde los haya, tenemos una embajadora de Cantabria, tenemos a Nori.
Al llegar a la Casona, su casona, nos recibe como la perfecta anfitriona con frases actuales, sencillas y con un porte elegante acorde a la embajadora que corresponde ser. No hablaremos del restaurante donde durante la comida te visita interesándose por la marcha de las viandas y la propia estancia. Correcta, sobria y breve como corresponde, se interesa el tiempo justo que siempre es de agradecer. A la partida retoma el saludo de despedida en la misma medida que lo fue el de la bienvenida.
Es atente, correcta y educada, con una intuición que se adivina exquisita como los modales que se corresponden a esta perfecta embajadora de Cantabria en Collado de Cieza. Porque por allí no se pasa, a esa parte de Cantabria Infinita hay que ir. Personas como Nori, sin volar fuera de la tierruca son las que hacen que Cantabria además de infinita sea acogedora e inolvidable.
A. Castaños, de Portugalete, en Cartas al Director de El Diario Montañés

1 comentario:

Pey Campu dijo...

Buenos Cociducos nos hemos comido en su Rte. Un beso para nuestra Encantadora Embajadora !!!