10 diciembre 2011

LA ENFERMERA

Viky nos cuenta que murió una enfermera y se fue a las puertas del Cielo.
Sabido es que las enfermeras por su ser y hacer, siempre van al cielo.
San Pedro buscó en su archivo, pero últimamente andaba un poco desorganizado y no lo encontró en el montón de papeles, así que le dijo: 'Lo lamento, no estás en listas...'.
De modo que la enfermera se fue a la puerta del infierno, rápidamente le dieron albergue y lojamiento.
Poco tiempo pasó y la enfermera se cansó de padecer las miserias del infierno, así que se puso a diseñar un Proyecto anual de trabajo, organizó un Órgano Colegiado, una Asociación, el Comité Integral de Participación Social y manos a la obra: a realizar mejoras.
Con el paso del tiempo, ya tenían Certificaciones de calidad en varias áreas: infierno libre de humo, aire acondicionado, inodoros automáticos, escaleras eléctricas, centro de informática, techado en el patio, recuperación de cuotas atrasadas, biblioteca, grupos de alfabetización, todo tipo de becas, festivales, etc, etc.
Y así aquella enfermera se convirtió en la adquisición más rentable en millones de años para el infierno. Un día Dios llamó al Diablo por teléfono y con tono de sospecha le preguntó:
'¿Y ... cómo están por allá en el infierno?'
¡¡Estamos de fábula!! Contestó el diablo... Estamos certificados como libres de humo, aire acondicionado, inodoros con drenaje mediante sensor infrarrojo, escaleras eléctricas con control automático de carga, equipos electrónicos para controlar el ahorro de energía, Internet inalámbrico, festivales y desfiles, etc. ¡¡¡Hasta recuperé cuotas atrasadas!!!
Apunta por favor mi dirección de email: eldiablofeliz@ infierno.com... por si algo se te ofrece.
Dios preguntó entonces: ¿Qué acaso TIENEN una enfermera allí? El diablo contestó: -¡¡¡sí!!!
Dios dijo: Esto es un ENORME y GARRAFAL error! ¡Nunca debió haber llegado ahí una enfermera! Ellas siempre van al cielo, eso está escrito y resuelto para todos los casos. ¡Me la mandas inmediatamente!
-¡Ni loco!- dijo el diablo.
- Me gusta tener una enfermera de planta en esta organización... Y me voy a quedar con ella eternamente.
Y Dios le contestó:
-Mándamela o...... ¡TE DEMANDARÉ!
Y el Diablo, con la vista nublada por la tremenda carcajada que soltó, le contestó a Dios: ¿Ah, sí? Y, por curiosidad, ¿DE DÓNDE VAS A SACAR UN ABOGADO, SI TODOS VIENEN A PARAR AL INFIERNO?

No hay comentarios: