31 diciembre 2018

FINAL DE ENSUEÑO EN LA GARITA

Amaneció el día soñado. Un radiante sol quiso estar presente como un aliado más y formar parte de la despedida deseada. Allí estaban todos los amigos dispuestos a rendir un homenaje deportivo al último día del año. En primer lugar citaré, Azara y Goyo, a los que acertadamente la organización, encabezada por Serafín Abascal y Mon Mier, quiso dar un merecido homenaje en este día, por sus múltiples logros deportivos.
Se volvió a superar el número de 700 participantes, 710, concretamente y de ellos 198 en la modalidad de carrera. También hubo participantes a caballo, en ruta adaptada y con perros `canycross´.
No fue menos feliz el que yo denomino reencuentro con los amigos, ya que año tras año, suele ser lugar y motivo de encuentro de muchos de los que residimos fuera, que aprovechamos esta oportunidad para saludarnos y pasar una mañana feliz practicando senderismo. Poder hacerlo entre amigos a los que hace tiempo que no vemos, en un ambiente familiar y festivo, es una oportunidad que no podemos desaprovechar.
Allí estaban dos indispensables en cualquier acontecimiento deportivo Bardy Castillo y el omnipresente Carlos Lavín, imprescincible narrador y presentador de todo tipo de eventos que se precien.
Hice la marcha con Fermín, Juanjo, y Fifi Gomez, con los que aparezco en la imagen, pero en el transcurso de la misma pude saludar a Nando Vega, Edu Fdez. Solar, Toño Núñez, Isidro Fernández, Mario Quevedo, Ángel Bustara, Santy … Llegando al barrio de la Cuesta salió a saludarnos Agustín, que este año, muy a pesar suyo, no pudo estar presente y ya en la línea de meta a Conrado Rios, otro de los clásicos en este tipo de eventos.
Tampoco faltaron los fotógrafos habituales, que como siempre ejercen de notarios gráficos de la prueba, como son César Fernández ‘El Chileno’ y Ramón Ceballos, entre otros.
Eché en falta a otros asíduos, como son Matías Varela y Emilio Fernández, o Ana Isabel Ruiz, Asun Cuevas, Ana Castillo y Eduardo Vela, Serafín García y Reyes Torres, Nino y Blanqui, que seguro que estuvieron, porque no se pierden una, pero fue tal el número de participantes, que era imposible el poder verlos a todos.
El camino en tan agradable compañía se hizo corto y sirvió para estrechar lazos de amistad y deseos positivos, que esperamos renovar el año que viene.
Pulsa aquí si quiere tener más información sobre la prueba.

No hay comentarios: