07 diciembre 2011

REFORMA LABORAL: ADIOS A LOS PUENTES

SE ‘SALVAN’ NAVIDAD, AÑO NUEVO Y EL 12 DE OCTUBRE. GOBIERNO, EMPRESARIOS Y SINDICATOS TIENEN YA CERRADO UN ACUERDO PARA TRASLADAR LOS FESTIVOS A LUNES O VIERNES Y ACABAR CON LOS PUENTES
Los 'puentes' están a punto de pasar a la historia en España. Empresarios y sindicatos, con el visto bueno del futuro Gobierno y de la Conferencia Episcopal, han acordado pasar todos los festivos a lunes o viernes. Tres días señalados en el calendario se salvarán del cambio: Año Nuevo, el 12 de octubre y Navidad. [ver artículo]

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me pregunto yo por que tiene que negociar el Gobierno con la Conferencia Episcopal para un tema laboral. O negocia con todas las confesiones religiosas e integra de alguna manera a ateos y agnósticos, o que negocie con los representantes de los implicados: trabajadores y empleadores. Tal como está en la noticia, entiendo que los trabajadores y empleados católicos están doblemente representados respecto a los demás. Parece un tema anecdótico, pero guste o no guste, el Estado es aconfesional, así que no entiendo tanta implicación de la Iglesia católica en asuntos que afectan a todos los españoles (no solo a los católicos).
Por lo demás, la idea de que las fiestas caigan siempre en lunes o viernes me parece bien: se planifica mejor y nos aseguramos puentes (aunque no acueductos).

España es Católica dijo...

Sr. Anónimo:
Pues es muy sencillo (eso de consensuar con la Iglesia Católica, este asunto) te lo explicaré sencillito para que tú lo entiendas ¿vale?.
España es una nación de cultura y moral Católica desde tiempo ha... ¿lo vas captando ? Es por ello que las costumbres-celebraciones religiosas están muy arraigadas en el pueblo (las fiestas religiosas especialmente)y emocionalmente tienen una importancia notable que hay que considerar.
¿ Aclarado?
Nota: El resto de religiones o confesiones no tienen arraigo en España, es por ello que deben ser respetadas (faltaría más)pero en lo relativo a este asunto, no pintan absolutamente nada.