23 noviembre 2014

CUIDANDO NUESTRA SALUD

LAS INFECCIONES POR BACTERIAS RESISTENTES A ANTIBIÓTICOS ESTÁN AUMENTANDO EN ESPAÑA Y EUROPA
El uso inadecuado de antibióticos contribuye a aumentar la resistencia bacteriana a los antibióticos, uno de los problemas de salud más acuciantes en el mundo.
Hay que concienciar a la población sobre los riesgos que conlleva un mal consumo de estos medicamentos, ya que se compromete gravemente la eficacia del tratamiento de las infecciones producidas por bacterias resistentes, lo que retrasa, dificulta y encarece la curación de los pacientes.
EL 'ABC' DE LOS ANTIBIÓTICOS
Los antibióticos son un tipo de medicamento que puede matar a las bacterias o inhibir su crecimiento y así curar las infecciones. Pero hay que tener en cuenta que no curan infecciones causadas por virus, como el resfriado común o la gripe, y que únicamente son eficaces para combatir las infecciones bacterianas.
El diagnóstico correcto y la decisión respecto a la necesidad de administrar antibióticos son competencia exclusiva de los médicos, por ello se han de seguir siempre sus indicaciones y tomar los antibióticos cómo y cuándo él lo indique.
Se dice que una bacteria ha desarrollado resistencia cuando un antibiótico específico pierde su capacidad para eliminarla o para detener su crecimiento. Las bacterias resistentes sobreviven en presencia del antibiótico y siguen multiplicándose, prolongando la enfermedad e incluso causando la muerte.
El uso excesivo e inadecuado de los antibióticos acelera la aparición y la propagación de bacterias resistentes. Éstas pueden diseminarse y causar infecciones a otras personas que no hayan tomado ningún antibiótico.
Las bacterias resistentes podrían llegar a ser inmunes frente a cualquier antibiótico conocido.

No hay comentarios: