16 julio 2016

CON NOMBRE PROPIO ALMUDENA Y NICOLÁS CAMPUZANO JIMENEZ

Tenemos dos personajes en nuestro valle, Almudena y Nicolás Campuzano Jimenez, cuyos éxitos traspasan los límites de nuestra región.

Almudena estudiante de 2º Curso de Ingeniería Química en la Universidad de Cantabria, tiene como principal afición todo lo relacionado con la poesía/literatura, junto a montar a caballo. Aparte de numerosas participaciones y colaboraciones literarias, sus principales éxitos han sido:
2014 – Ganó el XIV Premio Literario del Consejo Social “Manuel Arce” de la Universidad de Cantabria. (Modalidad Poesía)
2015 – Accésit de los XXXIV Premio José Hierro de Poesía, del Ayuntamiento de Santander
2016 – Ganó el XXXV Premio José Hierro de Poesía, del Ayuntamiento de Santander

Nicolas (Nico Jr), es portero de futbol, y le encanta la música heavy, la guitarra eléctrica y la informática. Comenzará éste año Ingeniería Informática. Estos son los distintos equipos donde ha militado:
2006/2007 AD Delasalle - Los Corrales de Buelna
2007/2008 Club Bansander
2008/2013 Real Racing Club de Santander
2013/2014 Real Valladolid
2014/2016 FC Barcelona
2016/2017 Villarreal C.F.
2017/2018 Las Palmas
2018 /----   Portland

Ambos son hijos de Nicolás Campuzano y Charo Jiménez de Aldasoro.
Nicolás es a su vez hijo de Mino Campuzano y de Cary, y nieto de Vicenta Gutiérrez y tiene dos hermanos más: Maximino e Higinio.
Charo Jiménez de Aldasoro es hija de Javier Jiménez, Ingeniero que fue de NMQ y de María Antonia de Aldasoro profesora de Historia en el Instituto de Bachillerato Javier Orbe Cano entre otros. Vivieron en un chalet justo enfrente de la entrada del medio del colegio La Salle.
A todos ellos nuestra enhorabuena.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Almudena es una bellísima persona, formal y trabajadora. Me alegro mucho por ella.

Su hermano, en cambio, se dedicaba a hacerle la vida imposible al resto de sus compañeros de clase. Les hacía todo tipo de "putadas" y la fama le precedía en Los Corrales.

Conmigo personalmente jamás se metió, quizá porque ni le miraba a la cara, pero se de amigos que le sufrieron. No puedo sino sentir pena por él. Que le vaya bonito, que la vida le pagará el daño que ha causado