19 junio 2019

CASA DE LOS MÉNDEZ

Si nos desplazamos hacia la derecha siguiendo la fachada, nos encontraremos con una pared que encierra un espacio sin nada que ver actualmente. Pero no hace mucho tiempo ahí había una casa, que había estado habitada por los Méndez.
Gracias a José Salas hemos conseguido la siguiente de información de uno de los hijos de los Mendez, en concreto D. José Antonio Méndez Alonso, que nació en 1938 y que es el único que queda de la primera generación de los Méndez, que vivieron toda su vida en la casa de La Rasilla, tristemente desaparecido. Su padre, D. Pedro Méndez López, nació en Lalín, un pueblo de Lugo, en el año de 1876.
El 31 de agosto de 1901, llegó a Los Corrales de Buelna, y ese mismo día entró al servicio de los Sres. de Quijano. Durante toda su vida fue el hombre de confianza de esta familia.
Hacia 1902, contrae matrimonio con Dª María Jesús, de la zona de Andalucía, y que parece que también estaba al servicio de los Quijano. Es curioso pues a esta ceremonia asistirá una chica de 9 años llamada Carmen Alonso Seco, que jugará un papel muy importante en la vida de D. Pedro. De hecho, su esposa Dª María Jesús, falleció a los pocos años de casada y no tuvo descendencia.
El 16 de Julio de 1917, cuando aquella niña de 9 años, Carmen, con ya 24 años, contrae matrimonio con D. Pedro, y tuvieron nada menos que 10 hijos. Carmen que murió a los pocos días de nacer, José, Carmen, María Jesús (conocida por todos como Maruja), Pedro, Pilar, Manuel, Elvira, Ramón, Pedro, y José Antonio, que es el único que vive con la edad de 81 años. Su madre falleció en el año de 1945, pasando cuidarlos su tía María Jesús, hermana de su madre, que se convirtió en una segunda madre. Por desgracia el padre falleció en 1957. La casa siguió habitada por los hermanos solteros, y todo finalizó cuando falleció su hermano Pedro en 1987.
La casa, que era propiedad de la familia Quijano, la vendieron a la empresa N.M.Q, y posiblemente actualmente la finca será de Celsa. Hubiese sido una oportunidad buena para que el Ayuntamiento se quedase con ella y ampliase el parque de La Rasilla, y casi con toda seguridad la familia de los Méndez, hubiese sido el mejor destino posible. Pero no fue posible. La casa fue abandonada, pronto se fue deteriorando y por suerte, la casa en sus momentos finales fue la zona de descanso de “El Taca”, persona que tuvo la mala suerte de tomar un camino equivocado y acabó mal. Hay que decir, que fue una persona que siguió una senda equivocada, pero nunca fue mala persona, nunca se metió con nadie, hablaba con todo el mundo y se le apreciaba. Es salirnos un poco del tema, pero se merece un reconocimiento. En todo caso, una visión de esta casa nos la encontramos en una fotografía fechada el 23 de Agosto de 1972, en un libro llevado a cabo sobre Los Corrales por el nunca bien ponderado D. Página | 13 Felipe Lucio “Capeli”, en la página 26 del libro “Los Corrales de Buelna. Guía y Plano. 1979”.  De todas formas el excelente cuadro p
intado por Jacinto Fernández 'Corraleo' sirve para mostrarnos una imagen de la vivienda.  

No hay comentarios: