22 septiembre 2009

LA PRIMACÍA DE LAS CIUDADES

LEY DE LA CIUDAD PRIMATE
Henar nos manda este artículo sobre la teoría de la primacía de las ciudades. El final del artículo habla de la relación entre castellanos y catalanes en España. Creo que tiene valor como referencia de la idea que tenía el mundo de España en otra época, y me parece enriquecedor porque me ha hecho ver la situación actual desde otra perspectiva, que no es poco teniendo en cuenta que en los medios siempre cuentan lo mismo (unos y otros).

El artículo se titula "la ley de la ciudad primate", fue escrito por un geógrafo americano en 1939, y fue publicado otra vez en 1989 para llamar la atención de la importancia de las aportaciones de los geógrafos. Después de explicar su teoría y aplicaciones a diversos casos, al final del artículo señala tres excepciones. La primera de ellas es el sistema urbano español, que explica así:

"En el periodo anterior a la guerra en Rusia y en Italia (y aún después de la querra en España) el provincionalismo local era mucho más fuerte que el sentimiento de unidad nacional. España nunca ha sido un país unificado de corazón. Durante mucho tiempo ha sido dos naciones con dos lenguas, el castellano y el catalán. Aunque los vascos de los pirineos occidentales difieren incluso más de sus vecinos, no son lo suficientemente numerosos como para ser importantes. La Academia de Madrid, que se llama a sí misma Real y Española (Real Academia Española), publica una excelente gramática y un admirable diccionario de la lengua castellana. La gente de las dos provincias se llaman indudablemente castellanos y catalanes más que españoles. Las ciudades capitales, Madrid y Barcelona, compiten por el liderazgo. Posiblemente la corte real tuvo éxito en acercar algunos catalanes a Madrid, pero no hubo ninguna influencia para acercar a ningún castellano a Barcelona. Aislados en sí mismos, los españoles se dividían nacionalmente en estas líneas. Cuando cayó la Monarquía, se exigieron acuerdos para garantizar la autonomía de Cataluña.

Nota al pie: La guerra civil española no se desarrolló en esos términos, si no en obreros/sindicatos más comunistas y anárquistas contra clases medias y altas tradicionalmente acaudaladas y poderosas. Esto resultó en que las dos únicas ciudades con clase industrial apoyaron juntas a los defensores del gobierno, aunque toda su tradición es antagónica."

No hay comentarios: