29 noviembre 2009

PARA MEDITAR

AMO A MI FAMILIA
Precioso artículo de lo que era antes la vida familiar y de la que poco a poco hemos ido abandonando las buenas costumbres, haciéndonos cada vez más individualistas.

El artículo dice así: 
La profesora escribió en el encerado la frase «yo amo a mi familia», y después les pidió a los alumnos que hicieran una redacción explicando lo que sienten cuando dicen eso. Carlitos hizo la siguiente redacción: «Yo amo a mi familia. A mi madre Luisa y a mi padre Luis, y a mis tíos Joaquín, Marian, Pablo, Ramiro, María, Luis y Rubén, y también a mis primos, Agustín y Ana, aunque son más mayores que yo y viven lejos. También amo a mis abuelos, a la abuela Luisa y al Abuelo Agustín; los otros dos abuelos ya murieron, Justa y Joaquín, pero mamá me dice que me quisieron mucho y que rece por ellos un padrenuestro al acostarme... Amo a mi familia, porque me quieren, me ayudan, me han cuidado desde que nací. También les quiero porque aunque no lo digan, mucho de lo que hacen, lo hacen pensando en mí: por eso se mudaron a una casa más grande, dieron muchas vueltas hasta elegir un colegio donde me encontrase a gusto, tuviese muy buenos amigos y aprendiese mucho. Los domingos vamos a casa de los abuelos. Vamos siempre que podemos y allí me abrazan todos y algunas veces me regalan un juguete o me dan una propina. Lo mejor es que estamos todos juntos. Por toca Racing. Como somos de Santander, todos somos del Racing. No es que sea el equipo mejor de España, pero es el de aquí, y ya hace unos años que no baja, aunque a veces nos pega unos sustos grandes.
Los sábados mi familia me acompaña al partido de baloncesto. Mamá me dice que lo importante es participar, que Gasol solo hay dos y son hermanos, y mi padre añade que sí, pero que si ganamos mejor. Cuando vengo de clase mis padres comprueban si hago los deberes o si necesito su ayuda. La verdad es que en esto se ponen muy serios, pero lo hacen por mi bien. Por esto y por muchas cosas amo yo a mi familia. La verdad es que también tengo una perrita que se llama Selva y aunque no sea lo normal, para mí también es parte de mi familia, yo creo que incluso me entiende cuando hablo con ella».

[Agustín Riveiro, en El Diario Montañés]

No hay comentarios: