13 febrero 2013

FIDELIDAD

Nunca se separó de ella, ni siquiera cuando la muerte les separó. Tommy, el pastor alemán que asistía todos los días a misa en la Iglesia italiana de María Asunta, en San Donaci, ha fallecido a los 12 años de edad.
La historia de este fiel compañero saltó a las páginas de los diarios hace un mes, cuando un periodista del diario 'Il Messaggero' recayó en su triste historia.
Desde el fallecimiento de la mujer que le adoptó, Tommy acudía corriendo a la Iglesia cuando escuchaba repicar las campanas de la Iglesia y se situaba al lado del altar.

Fuente: Terra

No hay comentarios: