25 febrero 2013

PARLAMENTO SIN MARZAS

Juan José Crespo que, además de ser un corraliego residente en Torrelavega, es Presidente de la Federación Cántabra de Coros, ha remitido a la sección de Cartas al Director del Diario Montañés, el siguiente artículo:
A mediados de enero, como siempre, acudí a entrevistarme con el presidente del Parlamento de Cantabria, José Antonio Cagigas, para tratar del concierto de marzas que desde hace más de una década viene celebrándose con la participación de 160 cantores pertenecientes al Coro Ronda Altamita de Santander; Ronda Las Fuentes de Reinosa y Asociación Ronda Marcera de Torrelavega; así como la presencia de toda la clase política y de un público entregado, de Santander y pueblos colindantes, que llenaban el patio central del Parlamento.
Expliqué a Cagigas que ni la federación de coros ni la asociación marcera contaban ya con ningún tipo de ayuda o subvención de la Consejería de Cultura, por lo que este año, a la institución la correspondería hacer frente exclusivamente a la factura que le girase una empresa de Los Corrales, por los traslados de los marceros de Reinosa y Torrelavega a la capital. Al preguntarme Cagigas el precio del servicio, le contesté que 800 euros y, al instante, se levantó y me dijo: “Bueno, qué le vamos a hacer”, para añadir “pues no hay marzas”. Más tarde, ente mi perplejidad, argumentó que, “con esos 800 euros pago yo la guardia de una jornada de un médico”.
Me fui cabizbajo. Cuando salía de la “casa de la palabra” recordé la carta, de disculpa, que, al no poder asistir, me había enviado el Presidente Ignacio Diego el año anterior: “Se que habéis puesto toda la ilusión y todo el cariño en la preparación de este día y estoy seguro que vuestro esfuerzo será recompensado con un rotundo éxito como en ediciones anteriores. Es gratificante comprobar cómo un año más mantenéis viva esa tradición ancestral de nuestra tierra, en referente y seña de toda Cantabria. En este apasionado reto siempre contaréis con el apoyo y es estímulo de Gobierno de Cantabria y del mío propio….”
Si a este texto añado que, días después, leo en El Diario Montañés que el señor Cagigas devuelve al Gobierno regional casi dos millones de euros, procedentes de los remanentes de los ejercicios 2011 y 2012, jactándose de haberlo ahorrado, entenderéis que esté indignado del talante cicatero de este señor.

No hay comentarios: