01 marzo 2014

MALOS TRATOS

Ignacio nos cuenta que una mujer fue al médico con los ojos morados.
- ¿Qué le sucedió, señora? preguntó el galeno.
- Es que cuando mi esposo llega a casa borracho siempre me pega ...
- Hay una solución para eso, - dice el médico, cómprese muchos caramelos blandos y cuando su marido entre a la casa borracho, métase 5 caramelos en la boca y comience a masticarlos lenta, pero muy lentamente ...
Un mes después la mujer regresa al consultorio:
- Doctor, su recomendación resultó muy efectiva, cada vez que mi esposo ha llegado borracho me he comido los caramelos, los he masticado muy lentamente y ¡¡¡ nunca más me ha vuelto a golpear !!!
¡Estupendo señora! ¿Vio la importancia de mantener la boca cerrada?

No hay comentarios: