16 agosto 2014

58 INDIGNANTES SEGUNDOS

Un indigente fue desalojado del bosque. Tenía una orden de la policía. Preguntó si podía quedarse allí para ver demoler su casa y lo aceptaron.
La gente no suele terminar en cajeros o chabolas porque si, pero está visto que si no produces ni consumes eres un estorbo y no te merece siquiera tener aquello que has construido con tus propias manos. Con gente como ésta, que no consume ¿cómo se va a salir de la crisis?
No olvides que por encima estaría algún político tomando la decisión.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Amigo mío, creo que el problema es de mucho más calado que la decisión de un político.Creo que a esta sociedad se le ha modificado la conciencia, por unas razones u otras y no queremos ver la realidad. Hemos aceptado como panacea un sistema de consumo que en tiempos pasados prometía el paraíso a todo aquel que se lo propusiese pero el sistema ha petado. Ahora empezamos a ver los daños colaterales y no sabemos cómo paliarlos. Lo más fácil es criticar al que gestiona y así nuestra conciencia queda más tranquila.
Algún ratito de reflexión no nos vendría nada mal.