27 marzo 2015

AYUNTAMIENTO

Dicen que “a grandes males, grandes remedios”. Quizás sea descabellado lo que voy a proponer, pero tras los últimos acontecimientos la cosa está tan difícil que, modestamente, me atrevo a escribir: yo creo que la nueva Casa Consistorial de Los Corrales, donde estaría mejor es donde estuvo toda la vida. Se hizo ahí un teatro. Pero se puede vaciar, reconvertir y en el futuro ampliar hacia atrás. El parque infantil se puede llevar a la nueva plaza, allí delante. Hay que considerar si podemos estar sin teatro unos años o usar otro local para esas funciones, y a qué precio. Y considerar también el coste, que no sé si sería mayor o menor que el de las antiguas escuelas. Estoy hablando de usar un edificio que es casi nuevo y que ya está medio hecho. A más de uno se la habrá ocurrido, pero por si no se atreve a decirlo, ahí voy yo también.
Adolfo Palacios González, en Cartas al Director, del Diario Montañés.

2 comentarios:

Corraliego en exilio dijo...

¡¡¡¡Ya era hora!!!!
Por fin, alguien es capaz de dar una idea, en vez de criticar e incluso insultar a los componentes de la corporación.
Bienvenida sea.

Corraliego fuera, pero no exiliado dijo...

OK a esa idea y totalmente en sintonia con el comentario del exiliado. A ver si toman nota y volvemos a tener el Ayuntamiento en su historico emplazamiento.