24 agosto 2015

EUROPA SE HA CONVERTIDO EN UNA FORTALEZA SIN VALORES Y SIN COMPASIÓN

Las autoridades de Macedonia han permitido la entrada de unos 1.500 refugiados, la mayoría sirios, que se encontraban en la tierra de nadie entre ese país y Grecia.
Horas antes, la policía había impedido por la fuerza el paso de personas a Macedonia en un intento imposible de convencerles de que se volvieran a Grecia. Familias enteras con sus hijos sólo tenían una idea en la cabeza: abandonar un país hundido por la crisis para intentarlo en el centro de Europa, preferiblemente Alemania.
En cada punto de su huida de la guerra de Siria, los refugiados se han enfrentado a la muerte, en primer lugar al abandonar su país, después en el trayecto por mar desde Turquía a Grecia. La escasa distancia entre ambos países hace que ese viaje no sea al menos tan peligroso como el que hacen otros a través del Mediterráneo desde Libia. Ninguno de ellos puede ya volver atrás.
Desde Macedonia, querrán pasar a Serbia, y de ahí a Hungría, donde el Gobierno está construyendo una barrera con alambre de espino de cuatro metros de altura para impedirles el paso por una frontera de 175 kilómetros.
Fuente: GUERRA ETERNA

No hay comentarios: