31 octubre 2015

LA VANGUARDIA ES ASÍ

Una instalación exhibida en el Museion Bolzano, en la ciudad italiana homónima, debió ser montada de nuevo desde cero debido al celo de una empleada de la limpieza.
Confundiendo realidad con representación, la trabajadora creyó que la noche anterior algunas personas se habían corrido una fiesta memorable en la sala del museo, y de inmediato puso manos a la obra para adecentar el lugar.
Sin saberlo, la empleada barrió, lavó y refregó una instalación llamada "¿Adónde vamos a bailar esta noche?", obra del célebre dúo de artistas plásticos Goldschmied y Chiari. Según consigna la cadena BBC, la obra pretendía "representar el hedonismo y la corrupción política de la década de 1980", y se asemejaba mucho a un salón luego de una fiesta nocturna muy movida.
Conocedora de su oficio, la limpiadora recogió toda la "basura", y depósito papeles, vidrios y plásticos en diferentes recipientes para su posterior reciclado. Esta prolijidad facilitó a las autoridades del museo la restauración de la obra, que se llevó adelante con la autorización de los artistas.
El museo emitió luego un comunicado de disculpas que, en tono más bien jocoso, afirmaba que habían tenido un poco de "mala suerte con la señora de la limpieza".
La instalación se habilitó nuevamente al público en la tarde del martes. 
Fuente: Montevideo

1 comentario:

Anónimo dijo...

Te incluyo algunos comentarios ingeniosos extraídos de la página Menéame:

Comentario de Capitán Centollo: Cuenta una leyenda que hace algún tiempo cierto artista que tenía que exponer una obra decidió hacer el día anterior una enorme fiesta en su casa y al día siguiente se llevó los desechos de la fiesta para exponerlos como obra artística. La señora de la limpieza por lo que se ve hizo lo mismo que la de esta noticia y limpió los citados desechos que conformaban la obra, que previamente muchos habían aplaudido y alabado. El caso es que se montó un pifostio del copón y casi despiden a la trabajadora, hasta que el artista, al enterarse, se personó y dijo: Esta señora es la única persona que ha entendido el significado y el espíritu de mi obra.

Comentario de pipistrellus: el arte moderno es como el traje invisible del emperador que solo ven los más listos.

Comentario de abuelillo: Si la señora de la limpieza entendiese el arte moderno, después de limpiar ese desaguisado, habría puesto una placa en el suelo que dijese:
"Obra: Suelo Limpio"
"Autor: XXXX"
"Precio: 5000 Euros"
Y seguro que ni los dueños del museo se habrían atrevido a objetar nada por miedo a cagarla (eso si se llegan a dar cuenta del cambio), porque ¡quien te asegura que no es una nueva obra vanguardista ?.