24 febrero 2017

LO SIENTO

Siento una enorme decepción porque la dirección del IES Javier Orbe Cano con su torpe y drástica decisión del cambio de nombre del instituto, lo único que ha conseguido es dividir a la opinión pública cuando entiendo han tenido en su mano el hacerlo correctamente. Han llegado al extremo de, teniendo razón en su propuesta de fondo, perderla al no acertar en las formas.
Si lo que ellos pretenden es dar protagonismo a la mujer, cosa en la que todos estamos de acuerdo, hay una forma inteligente, prudente, igualitaria, sensata, civilizada, ética y democrática, que habría sido aceptada por todos y que consiste en tomar la iniciativa y dirigirse a la Consejería de Educación para que, a partir de ahora, cualquier centro educativo que se inaugurase en Cantabria llevase el nombre de una mujer.
Siento una enorme frustración porque, dando muestras de una enorme falta de empatía y sensibilidad, se va a quitar injustamente el nombre de una persona solamente por haber nacido hombre y por haberlo hecho en una época que él no escogió. 
Pero todavía lo siento más por Josefa Rodríguez Álvarez (Josefina Aldecoa), que parece ser es la persona elegida para tener el dudoso honor de dar nombre a un instituto como plato de segunda mesa, cuando tiene méritos suficientes para brillar con luz propia, dando nombre a un centro de nueva creación, sin necesidad de verse envuelta en ningún tipo de polémica.
A. José Salas en Cartas al Director, de El Diario Montañés.
P.D.: Cuando escribí la carta, hace días, desconocía que se iba a abrir un proceso de selección de candidatas. En una de las cartas anteriores interpreté que la elegida iba a ser Josefina Aldecoa, pero eso no cambia nada ya que el último párrafo seguirá teniendo validez, sea quien sea la elegida. 

2 comentarios:

Unknown dijo...

Pues tienes razón.

Don Sentido Común dijo...

OK, Pero esta gente de la izquierda siempre tocando las narices y dividiendo al personal. Va en su ADN el destruir, ya que de construir algo positivo son incapaces.

El problema es que los demás, callan, les dejan hacer tontería y estupideces tantas... luego otorgan.