09 julio 2017

UN SEXAGENARIO CORRALIEGO EN LA MARCHA CIRCULAR AL VALLE DE BUELNA WDT 2017

Me cabe la satisfacción de haber participado y haber conseguido acabar la Marcha Circular al Valle de Buelna WDT 2017, ascendiendo a los emblemáticos picos de La Garmía, Brazo, Cueto, Gedo, La Garita, Pico del Acebo, La Puentecía, Vidrio y Dobra en 13 horas y 40 minutos, siendo el participante más veterano en conseguirlo, si bien el más veterano de todos era Emilio Fernández, que participó en la marcha B. 
Quiero también rendir un homenaje a todos, hombres y mujeres, que también fueron capaces de completar cualquiera de ambos recorridos por su excelente preparación física y espíritu de sacrificio, y dar ánimos a los que,  por distintas razones, no pudieron terminar emplazándolos a una nueva edición.
Nada tiene que envidiar este evento al mítico del Soplao, es más, en muchos aspectos la supera, ya que al ir haciendo cumbres, cuando estás en la zona Cueto-Gedo se aprecian paisajes tales como, además del propio valle de Buelna, el de Anievas e Igña. Cuando pasas por las cumbres de Vidrio y Dobra, se puede ver Torrelavega e incluso Santander. Lamentablemente ayer no fue un día apropiado para tales vistas, porque estuvo nublado, e incluso, en algunas zonas nos envolvió una espesa niebla.
La marcha se inició a las 6:30 de la mañana, tomando rápidamente la delantera los participantes en la modalidad de carrera, entre los que pude distinguir a dos conocidos, como son Goyo Saiz y José Leandro Gil, para a continuación hacerlo los de la marcha, que se dividieron en dos apartados: los de la marcha A, con un recorrido de 56 kilómetros por delante, con un desnivel acumulado de 3100 metros y los de la marcha B, con 41 kilómetros y 1700 metros de desnivel.
Los de la marcha A, que es en la que participé, hicimos el recorrido juntos hasta que llegamos al avituallamiento de Somahoz, donde a partir de ahí se fraccionó, destacándose los más fuertes y preparados, encabezados por Miguel Ángel Fernández. 
Detrás quedaron los que se lo tomaron con más tranquilidad, situándome yo en un grupo intermedio, que formamos, como podrás ver en esta imagen superior, en la que aparezco en el centro: José Ángel Salas, Matías Varela, Chisco Saiz y Carlos Otí. Juntos hicimos la mayor parte del trayecto y juntos alcanzamos la línea de meta.
Es reseñable la labor logístico-administrativa que hicieron Asun, Ana y Reyes, que además tuvieron arrestos para acompañar a sus respectivos maridos Ramón, Eduardo y Serafín a la marcha B y terminar la misma.
Quiero agradecer especialmente a Ramón Ceballos, alma mater de la marcha, no solo su iniciativa organizativa, sino el enorme acierto en la gestión de la misma, ya que tomó inicialmente el mando de la marcha B, para una vez encauzada esta pasar a acompañar al grupo de cierre de la A, para percatarse de la feliz llegada de estos.
Pero no queda ahí su cometido, ya que anteriormente se desbrozaron algunas zonas de difícil acceso, para que se pudiera pasar con seguridad por las mismas.
Tampoco quiero olvidarme de los responsables del avituallamiento y botiquín, encabezados por el omnipresente César Fernández, y seguidos por Isidro Fernández, Miguel Rios, Raúl Cantero, y especialmente a Nuria Vela, responsable del avituallamiento de Somahoz, cuyos padres Ana y Eduardo, completaron con éxito la marcha B, así como a Salva Fernández, de Radio ValledeBuelnaFM, por el despliegue de medios a favor del evento.
Ver imágenes en ValledeBuelna FM

No hay comentarios: