23 julio 2009

PARA MEDITAR

CEREMONIA DE LA CONFUSIÓN, EXALTACIÓN DE LA INSOLIDARIDAD
La financiación autonómica se ha convertido en la ceremonia de la confusión y en la exaltación de la insolidaridad. No es de extrañar. Una vez que Zapatero anunció que aceptaría lo que le llegara del Parlamento catalán y desvió la negociación global hacia 17 enfrentamientos autonómicos, la deriva era obligada. La confusión es total. No hay manera de saber lo que cada una va a cobrar, ni en virtud de qué criterios lo va a cobrar. Si se toman la molestia de sumar lo que han dicho que van a recibir cada unos de los 17 responsables de economía autonómicos, obtendrán la bonita cifra de 13.760 millones de euros, que sobrepasan con creces al anuncio de la vicepresidenta Salgado, de tan sólo 11.000 millones. Aquí alguien se equivoca groseramente. O bien las promesas centrales han sido excesivas o bien las esperanzas periféricas son desmesuradas. [+ información]

No hay comentarios: