30 julio 2009

PARA MEDITAR

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
Todos los animales son iguales, pero unos son más iguales que otros (Eric Blair, llamado George Orwell)
Pues miren ustedes por dónde, no es delito abuchear y silbar a los Reyes y al himno nacional que, según las normas en vigor, debe escucharse con respeto y en silencio cuando se interprete públicamente; todo lo más puede considerarse como una gamberradeta o una falta de corrección amparada por el derecho a la libertad de expresión. Así acaba de sentenciarlo un juez de la Audiencia Nacional a propósito de la denuncia que presentó la Fundación para la Defensa de la Nación Española contra los grupos independentistas catalanes y vascos que realizaron esas ofensas a España al comienzo de la final de la copa del Rey en Valencia. [+ información]

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa misma libertad de expresión que a algunos les cuesta tanto aceptar es la que permite gritar, entre otras cosas, "Zapatero embustero" en las manifestaciones de la iglesia.

Es lo que tiene la democracia.

Corraliego dijo...

En esta partiticracia los votos tienen su importancia y no conviene llevarse mal con las autonomías "socias".
Con esta justicia "independiente", igual que los sindicatos, lo normal es que miren hacia otra parte.
Por último, dejo esta cita: Pobre de aquella nación, cuyas tribus piensan que también son nación.

Anónimo dijo...

Los Estados Unidos es una de esas naciones y pobres no son.