04 julio 2011

EN CLAVE DE HUMOR

Carmen, Roberto, Toño y Pey nos proporcionan el humor necesario para hacer frente a este lunes:

EL CIERRE DE LA FALDA:
Cuando el autobús se detuvo a recoger a los pasajeros, ella se dio cuenta de que su falda era demasiado estrecha para permitirle dar el paso para subir.
Algo avergonzada le sonrió al conductor, llevó la mano hacia atrás y bajó un poco la cremallera de la falda pensando que tal vez eso ayudaría. Intentó subir, pero no pudo.
Sintiéndose todavía más avergonzada, bajó la cremallera un poco más y volvió a intentar subir al bus, pero sin éxito. Casi llorando de la vergüenza bajó del todo la cremallera y de nuevo no pudo subir al autobús.
Entonces un tipo alto que estaba detrás de ella en la fila la levantó por la cintura y la subió al autobús. Furiosa, ella se volvió hacia el buen samaritano y le gritó: "¿Cómo se atreve a tocarme? ¡Yo a usted no le conozco!"
El hombre, con una amplia sonrisa, dijo suavemente: "Bueno, señora, yo normalmente no hago esas cosas, pero después de que usted me bajó 3 veces la bragueta, me figuré que ya éramos amigos..."

EL PODER DEL BESO
Va por la carretera la caravana de fornidos y bigotudos motociclistas en sus poderosas, enormes y negras Harley-Davidson cuando de pronto ven a una chica a punto de saltar de un puente al río.
Se detienen y el líder, particularmente corpulento y de aspecto rudo, desmonta, se dirige a ella y le pregunta
"¿Qué diablos se supone que estás haciendo?"
"Voy a suicidarme", responde suavemente la delicada muchacha con voz cadenciosa y gesto fatal.
El motociclista piensa unos segundos y finalmente le dice:
"Bueno, antes de saltar, ¿por qué no me das un beso?"
Ella asiente, se hace a un lado su larga y rizada cabellera y le da un largo, apasionado, sabio beso en la boca. Después de esa intensa experiencia, la tribu de motociclistas aplaude, el líder tiene que recuperar el resuello, se alisa la barba y al cabo admite:
"Ese fue el mejor beso que me han dado en mi vida. Es un verdadero talento el que se perderá si te suicidas. ¿Por qué quieres matarte?"
Porque ... "A mis padres no les gusta que me vista de mujer".

EL SUEGRO
Un tipo va con su amante a un motel y ve el coche del suegro estacionado y dice: mira el suegro bandido. Lo voy a fastidiar. Le roba la radio del coche, y cuando sale del motel, va a visitarlo.
¿Qué paso suegro que lo veo tan enfadado?
¡Cómo no voy a estar enfadado! si le preste el coche a TU MUJER para que fuera a la iglesia y le robaron la radio.

MARTE
Él esta tumbado, medio tirado en el sillón. La camiseta sin mangas, deja notar una enorme barriga cervecera. Con los pantaloncitos cortos y las zapatillas de dedo, sus peludas piernas descansan sobre el cojín del suelo.
La barba no afeitada del fin de semana, el brillo del sudor en su cara y el poco pelo que le queda despeinado, terminan de describir la estampa.
En la mano, una cerveza. En la otra, el mando del televisor. En la mesa, dos latas de cerveza ya vacías, el cenicero lleno y un plato con cáscaras de cacahuetes. El cigarrillo, colgando de la comisura de la boca.
Viendo el partido de fútbol en la televisión, apenas dice ni hace nada si no es para acordarse de la familia del árbitro.
Ella sale de su habitación, monísima. Guapa, elegante, arreglada y perfumada, pasa por delante de él cuando le pregunta:
- ¿A dónde vas tan empingorotada?
Ella le contesta:
- A dar un paseo con mis amiga.
Antes de salir por la puerta, se detiene un momento, se queda mirando el lamentable cuadro y se hace, en alto, esta pregunta:
- ¿Será posible que yo un día vuelva a amarte?
A lo que él, sin apartar los ojos del televisor, responde:
- Y tú, ¿cuándo cojones has estado en Marte?

LEPEROS
-Llama un lepero por teléfono y le contestan
-¿Si?
-Doctor, doctor, mi mujer está a punto de dar a luz
- ¿Es su primer hijo?
- No, soy su marido

- Se juzga a un lepero y dice el fiscal al acusado:
- A ver, ¿por qué disparó dos tiros contra su suegra?
- ¡Por qué no tenía más balas!

No hay comentarios: