03 noviembre 2011

UNA SONRISA PARA LA ETERNIDAD


El alma de la Asociación Española Contra el Cáncer en Los Corrales de Buelna y Cantabria, Almudena Ruiz Pellón, falleció a primeras horas de la noche de hoy miércoles 2 de noviembre en el Hospital Marqués de Valdecilla, víctima de una larga enfermedad. Una de las personas más queridas y admiradas en Los Corrales de Buelna, la última pregonera en las fiestas patronales, impulsora de grandes acontecimientos como la carrera 'Luchamos por la Vida', un ejemplo de fuerza y entereza, dejó hoy a su familia, a su esposo y amigos huérfanos a la temprana edad de 35 años. Suficientes para dejar una estela imborrable. [+ información]

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad, hoy, es un día muy triste, demasiado...., Almudena se fué, se ha ido, tanta lucha, tanto esfuerzo,y al final, dolor... pero ahí está su espiritu, que nos acompañará siempre, cuando seguimos en esa carrera de la vida, más bien un maratón....., Admirable tú, y los que te han rodeado, para todos mi sincero apoyo. No hay más palabras......que decir....
Un Campuzano, muy...... pero que muy triste.

Otro Campuzano dijo...

¡ Vaya Noviembre de muertes sentidas ! QEPD ... Pues nos quedamos con esa sonrisa que a tantos ayudó... y para su familia todas nuestras condolencias y agradecimiento por todo lo que ella hizo por los demás, pueden sentirse muy orgullosos.

Almudena, quedas en nuestro corazón

Jolau Ysera dijo...

Fue un ángel que Dios nos mandó y que ahora retorna a su presencia, para dedicarla a asuntos más relevantes.

Elvira dijo...

Un gran ejemplo a seguir, por desgracia no la llegue a conocer. Solo hagamos que su lucha y su muerte no hayan sido en vano, que la alegría y el ánimo que esparció no caiga en suelo yermo sino en todos los corazones de la gente que la conocieron y en las de los que no la conocimos también. Su lucha no fué en vano, nos enseño a vivir con esperanza. Un beso a su familia de una montañesa que estando en Andalucía tiene el alma en su Cantabria, y siente en el alma todo lo que allí acontece.