23 febrero 2014

LA URBANIZACIÓN DEL FUTURO

 
CIUDADES SUBTERRÁNEAS
El siglo pasado indudablemente fue la época de los rascacielos. Las ciudades en varias partes del mundo, ya fuera por necesidad o por prestigio, se expandían hacia el cielo. Pero en el siglo XXI el desarrollo urbano escoge el sentido contrario.
Una de las principales causas por la que las ciudades se están desarrollando hacia abajo es el cambio climático, con condiciones meteorológicas extraordinarias en los últimos años y eso probablemente se convertirá en una norma.
En 1931, los obreros pusieron el último tornillo del Empire State Building en Nueva York. De 381 metros de altura, era el edificio más alto del mundo, y permaneció como tal hasta que la Torre Norte de 110 pisos del World Trade Center fue terminada en 1972.
Luego se erigió la Torre Sears en Chicago, seguida por las torres gemelas Petronas en Kuala Lumpur y el Taipéi 101 en Taiwán.
En 2010, Dubái terminó la construcción del enorme Burj Khalifa, de 830 metros de altura. Sin embargo, las zonas urbanas de Helsinki y París ya están desarrollándose en otra dirección: descendiendo bajo tierra. Aducen el ahorro de recursos, el transporte y el comercio como principales razones para esta tendencia.
Construir niveles subterráneos haría que la circulación de peatones e incluso de vehículos fuera más segura durante las tormentas.
En las ciudades que destacan por una alta contaminación, como Hong Kong o Pekín, los complejos subterráneos crearían condiciones de transporte más saludables. Sería fácil controlar los niveles de temperatura y ventilación subterránea así que es particularmente conveniente para las zonas con inviernos fríos o veranos tradicionalmente abrasadores. [+ información]

No hay comentarios: