06 julio 2014

EL SEXO NO SE ELIGE

En buena medida, o en cierto sentido, tiene razón el catecismo católico cuendo dice que el sexo no se elige. Ningún hombre está tan loco como para ‘hacerse’ homosexual; la verdad es que habría que estarlo sabiendo que con ello vas a encontrar más problemas que otra cosa. No se elige ser homosexual sino que te encuentras siéndolo, como se encuentran siéndolo el hombre o la mujer heterosexuales. Se encuentran siéndolo también la lesbiana, el hermafrodita, y se encuentra sintiéndose mujer el transexual que nació con un cuerpo con el que no acababa de verse, y las otras formas catalogadas o incatalogadas estables o inestables, de la sexualidad.
Y es que con independencia del tema del género, no debería hablarse de ‘opciones’ en esto; no lo son, no es decir ‘ahora voy y me hago esto’ por mi voluntad. En el lenguaje, en la doctrina, todos tenemos cosas que aprender, cosas que cambiar.
Adolfo Palacios González, en Cartas al Director, de El Diario Montañés.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lamentable e inhumano el trato que se da a los homosexuales. Son ridiculizados por una sociedad, mayoritariamente heterosexual, e incomprendidos y desechados hasta por su propia familia.
Son también olvidados por la Iglesia, que no les da el trato que todo hijo de Dios se merece.

Anónimo dijo...

No creo que los homosexuales estén muy de acuerdo con la frase señalada de:

"ningún hombre está tan loco como para ‘hacerse’ homosexual"

Cerolo in the haven Gay dijo...

A ver si distinguimos a las personas de orientación homosexual ( que merecen todo el respeto, faltaría más, y la justicia social como todo hijo de vecino ) de las mariconadas del " Día del Orgullo Gay ", seamos serios.

Lo del Día del Orgullo es, dicho por homosexuales como Dios manda, es una patochada de bujarones y julandrones, que nada tienen que ver con personas homosexuales que llevan su sexualidad con naturalidad y el respeto de quienes les rodean.

En el colegio donde estudié había varios homosexuales y eran tan respetados como lo éramos los hetero. En la mili, había homosexuales y se les respetaba como a los demás... ¿ Será con yo trato con personas normales, de todo tipo de orientación sexual, y los que tanto reclaman para los homosexuales solamente tratan con los de las mariconadas del Día del Orgullo Gay ?

Anónimo dijo...

Cerolo se contradice y cae en el error que critica. Dedica línea y media a decir que todas las orientaciones sexuales merecen respeto y se centra en el Día del Orgullo Gay, para soltar una perorata sobre el mismo dándole la misma importancia, o más, que los propios interesados.
Desde mi modesto entender, ese día es una forma de dar a conocer a los demás su problema y la mejor forma de hacerlo es de forma exagerada, forzando su protesta, para que la sociedad se conciencie de su problemática.

Anónimo dijo...

Yo particularmente en mi infancia tuve conocimiento de esta forma de ser o de proceder en el colegio en donde a un fraile le gustaba sobarnos el sobaco. Mas tarde tuvimos en la pandilla a uno que estaba algo "amanerado", así decíamos, en aquel tiempo no debía existir la palabra homosexual, siempre fue respetuoso con nosotros. Ya de mayor los veíamos como "rarillos", pero allá cada uno con sus tendencias o preferencias por mi como si se lo hace con una morsa. Creo que aquí es donde debemos emplear la palabra respeto o libertad, pero sin tanta ostentación, pues a mi no se me ocurre para reivindicar mi hetereo ponerme un cartel en la espalda u organizar una manifestación. Recordar a aquel que dijo : Dejad hacer y dejar pasar , el mundo anda solo.
Saludos ...Toy