29 noviembre 2015

CONFESIONES DE UN AFECTADO POR EL PARO

El manuscrito ha sido hallado en la parte posterior de una Demanda de Empleo, la transcripción es literal:
Tengo 55 años y hace tres me diagnosticaron como parado, una dolencia que ya afecta a más de 4 millones de españoles. En el INEM me remitieron a la Oficina de Empleo de mi Comunidad.
El especialista de la Comunidad me recetó consultar portales de empleo, registrarme en varias ETT, mirar las Bolsas de Empleo, rediseñar el curriculum, realizar cursos, aprender idiomas, además de utilizar inteligentemente Linkedln y otras redes sociales. También mencionó la alternativa de "hacerse emprendedor", aunque la alta tasa de decesos la convertía en una solución in extremis.
Después de un año en tratamiento, sin experimentar ninguna mejoría y con alto riesgo de convertirme en un parado crónico, nuevos análisis confirmaron al especialista que la edad –además de la crisis– era el principal escollo en el tratamiento propuesto. Después de barajar varias opciones, decidió modificar mi fecha de nacimiento en el DNI y someterme a un rejuvenecimiento facial y corpóreo con implante de pelo incluido.
Tres meses después, mi nueva imagen y edad me ha permitido acceder a varios puestos trabajos a tiempo parcial. Todos ellos muy mal remunerados, por debajo de mis posibilidades y temporales, pero mantengo la ilusión de llegar a ser ”mileurista” en breve.
En el INEM me han dado el alta y el especialista me comenta que, aunque todavía convaleciente, ya he superado el diagnostico de parado. Incluso me recomienda emigrar… por eso de "cambiar de aires". La cirugía y la implantología ha cambiado mi vida.

No hay comentarios: