21 marzo 2017

CONOCE NUESTRO VALLE

Promovido por Chassis Brake, un grupo de amigos estamos realizando las mañanas de los sábados, una serie de sencillas y didácticas quedadas, alrededor de nuestro valle, en las que cada uno se responsabiliza de su seguridad, con la intención de conocer nuestro entorno natural. Este sábado actuó de guía Ramón Ceballos, que nos fue comentando las peculiaridades de los distintos lugares por los que pasábamos.
Te invito a unirte al grupo con la seguridad de que serás bien recibido, porque reina un excelente ambiente de compañerismo y amistad, abierto a todos aquellos amantes de la naturaleza, con una ligera preparación física para afrontar las sencillas, asequibles y amenas marchas.
Este último sábado tuvo lugar la primera de ellas que saliendo desde el aparcamiento del puente del Besaya en San Andrés, discurrió por La Canal del Arroyo de las Tejeras, hasta el refugio de Orza, para terminar ascendiendo a El Cueto. Posteriormente se descendió nuevamente hasta Somahoz, para terminar tomando un refrigerio en el Fleming, antes de ir a comer a casa.

En esta ocasión el grupo lo compusimos, de izquierda a derecha: Emilio, Laguillo, José Ramón, José Salas, Serafín, Reyes, Eduardo Vela, Ana, Asun, Agustín, Ángel Bustara y Ramón Ceballos que es el que hizo la fotografía.
Durante el transcurso de la misma, bajando de El Cueto, pudimos ver unas piedras divisorias de la propiedad de los montes. En esta primera podemos ver las iniciales CS (primera y última letra de Corrales), indicativas de la pertenencia a dicho municipio, figurando por el reverso de la misma las iniciales AS (primera y última letra de Arenas), por pertenecer e ese ayuntamiento.


En esta otra se aprecia todavía con cierta claridad la inscripción BVELNA.

Con menos claridad podemos apreciar en esta otra la inscripción MOROSO, donde la M a penas se percibe.
Por último, llama la atención la disposición de estas tres piedras sobre las que hay dos teorías: una de ellas habla de la casualidad en la colocación de las mismas. La otra dice que pudiera ser un altar sobre el que en la antigüedad se hubieran podido celebrar sacrificios en honor de algún dios. Lo que sí es cierto es que cualquiera de ellas conlleva una realidad evidente como es la envidiable ubicación, con una impresionante vista del valle de Buelna. 
Para terminar te brindo la oportunidad de contemplar esta otra vista de nuestro valle, invitando a acompañarnos en una próxima incursión, de la que procuraré ofrecer la oportuna información, para que puedas acudir.

1 comentario:

Pey Campu dijo...

Bravo amigos, interesante y hermosa iniciativa, que augura preciosas actividades en un ambiente excelente. Imposible pasarlo mal con tan buenos amigos... y geniales montañeros que siguen la tradición Montañera de nuestro Valle... Por cierto, tradición que yo también abracé con entusiasmo, ya desde muy chaval, en las marchas del Frente de Juventudes y después en la OJE (Organización Juvenil Española)¡ ¡¡¡ Qué tiempos maravillosos !!!