25 marzo 2017

LA REALIDAD TRAS EL BULO ISLAMÓFOBO SOBRE UNA CHICA CON VELO EN EL ATENTADO DE LONDRES

A la vez que las autoridades británicas trataban de comprender lo ocurrido en Westminster en la tarde del miércoles y con los servicios médicos intentando salvar las vidas de los heridos en el atentado de Londres, en las redes se viralizaba una imagen utilizada por usuarios y medios de comunicación para acusar a la población musulmana de ser insensible a los ataques terroristas.
La escena es la siguiente: una mujer con velo pasa mirando al móvil al lado de las víctimas del asalto perpetrado por Khalid Masood. Según los usuarios y medios que han atacado a la mujer se trataba de un ejemplo de la indiferencia de la población musulmana ante los atentados en suelo europeo.
Pero en una segunda foto publicada por el tabloide británico The Sun, aparece la misma chica sin mirar al móvil y con cara de consternación por lo ocurrido.
No obstante, muchos no tuvieron reparos en atacar a la chica. "Y la musulmana paseando como si nada". Otros escribían irónicamente como en la imagen se ve a una "musulmana preocupada presta rápidamente su ayuda al ver a una persona herida en el suelo por atentado terrorista. #StopIslam #Londres". Incluso el medio OKDiario recoge varios de estos tuits con un titular incendiario: "Twitter arde contra una mujer musulmana acusada de no preocuparse por un herido".
La publicación de la segunda imagen no ha servido para reducir las críticas a la chica del velo, pero sí para quitar argumentos utilizados para atacar a la comunidad musulmana. En este caso, para denunciar la supuesta impasibilidad de los musulmanes frente al terrorismo yihadista, a pesar de que el 87% de los atentado yihadistas desde el año 2000 hasta el 2014 han sido en países de mayoría musulmana. [ver artículo completo en eldiario.es]

1 comentario:

Anónimo dijo...

El objetivo de los medios de comunicación es encontrar noticias impactantes y vender todo el papel que se pueda. El problema no es si la chica estaba o no afectada por lo ocurrido, el problema consiste en si son o no compatibles sociedades culturales y religiosas tan opuestas como la occidental y la musulmana. Supongo que el proceso de compatibilización llevará mucho tiempo y mientras tanto ocurrirán cosas similares a ésta. Y mientras tanto, otra pregunta podríamos hacernos, ¿cómo minimizar los daños colaterales mientras se llega a la convivencia razonable?