12 agosto 2007

INCOHERENCIA HUMANA

Los humanos somos incoherentes. Pero no lo son el resto de especies al actuar con lógica natural y, por tanto, cumpliendo sus leyes genéticas sin grandes peligros para el medio natural.
Los humanos, además de muchas de las características de las otras especies, estamos dotados de cualidades excepcionales que nos han posibilitado una evolución extraordinaria. Pero, esta singularidad nos hace, a veces, creernos omnipotentes, haciéndonos caer en constantes y graves errores con consecuencias para nuestra propia especie y para las demás.
Y esto sorprende y defrauda, porque, si disponemos de capacidades superiores que nos distinguen, deberíamos ser, cuando menos, como ellos en lo que se refiere a coherencia y, cuando más, ser capaces de mejorar lo mejorable. Sin embargo, utilizamos nuestra superioridad para agredir, devorar y destruir cual depredadores despiadados, tanto a nuestros congéneres como al resto de la naturaleza. Por tanto, ser como somos tiene grandes ventajas, pero no menos riesgos; porque, si alguien es capaz de aniquilar y aniquilarse, ese es el hombre y no la bestia.
El gran reto del hombre es el grave problema medioambiental, y es posible que estemos viviendo uno de los momentos más delicados y críticos en la historia del ser humano. La ruptura del hombre actual con la naturaleza le está costando y le costará muy caro si no se reconcilia pronto con ella; y mientras esa reconciliación no llegue, estará en entredicho nuestra coherencia y superioridad.
Pedro Serrano, en La Verdad

No hay comentarios: