07 noviembre 2010

EL ARTÍCULO DE HOY

COMPRO, VENDO CAMBIO...
Yo pensaba que unos presupuestos generales se votaban afirmativa o negativamente atendiendo a la bondad o no de los mismos. ¡Qué iluso! El problema es que así debiera ser, pero no es. Si el proyecto es malo basta con llenar algunos bolsillos agradecidos y asunto resuelto. Porque si el PNV y CC iban a votar no a los presupuestos será porque los veían inadecuados y así, aunque ellos saquen tajada, seguirán siendo malos para la gran mayoría. Y si eran buenos ¿por qué su intención era rechazarlos y han necesitado 'razones suplementarias' para cambiar su voto? Todo esto deja en muy mal lugar a nuestra democracia, deja en muy mal lugar al Gobierno y deja la imagen de un presidente agarrado con uñas y dientes a un cargo que, estimo, le viene muy grande.
Antonio Sainz Cueto en Cartas al Director de El Diario Montañés

No hay comentarios: