25 febrero 2012

EFEMÉRIDES

Aquí expongo una parte de la historia de nuestro pueblo, contada por Juanjo Crespo, en la que se narra un incendio que tuvo lugar el 24/09/1967. En dicho incendio tuvieron un comportamiento heroico unos jóvenes llamados Pedro Campuzano y Antonio Foroso. Cita también como tal a Juan Manuel Campuzano, que tuvo el arrojo de entrar en una de las viviendas en llamas, para rescatar un cuadro que había pintado él, y regalado a una de las afectadas por el incendio.
También se hace eco del enlace matrimonial entre los jóvenes Marisol Urreta Martínez y Agustín Martínez Pérez. Fueron sus padrinos doña Rafaela Martínez y don Martín Martínez, madre y tío de los contrayentes. Bendijo el enlace don Miguel Cuevas.

3 comentarios:

Recordando dijo...

Ya me acuerdo del famoso incendio en La Aldea, Los Corrales de Buelna, y me viene a la memoria que por la incompetencia de los bomberos, estos dejaron que la casa se fuera quemando sin hacer absolutamente nada. Es importante recordar que en aquellos años no se aseguraban ni las casas ni lo que ellas contenían, por eso tuvieron que ser unos chavales del vecindario quienes a riesgo de sus vidas (tuvieron que salir como puddieron cuando todo el tejado se les vino encima)pudieron salvar muchos bienes de los dueños de las casas afectadas.
No fueron los bomberos ni autoridades los héroes, tuvo que ser el vecindario que sin pensarlo acudió a ayudar a sus vecinos-amigos.
Eso es una muestra de solidaridad, obras son amores y no buenas razones.
Gracias a los héroes.

Anónimo dijo...

No tiene mayor importancia, pero el incendio , fué bastante antes, en fechas, no recuerdo exactamente, lo que pasa es que las crónicas al periódico llegaban al cabo de unos días. Como sujeto-activo-testigo, si puedo decir, y me gustaría que si alguno mira esto y puede contar algo más,mucho mejor todavía. Yo hago mi crónica particular,......... estaba yo cerca, en mi casa , cuando sucedió esto....más ó menos las tres y media de la tarde, día nublado, típico de verano santanderino entonces, panza burra,triste,......... y comienza el suplicio para los afectados...bomberos que no llegan......(solo estaban entonces los de la fábrica)....medios los justos..., (protección civil y militar...no existían)..en una de las casas, había algo fundamental y era dinero, entonces mucho, para pagar algo muy importante, la tranquilidad de la vejez digna....y alguien sufría, porque era el valor de casi toda una vida.....entonces un héroe, "X", con un casco de moto (de su hermano, fallecido hace pocos días)
se adentró, en el fuego, y de verdad jugándose el tipo,y la imcomprensión de alguno, ( había muchos curiosos,y mandamases viendo el "espectáculo"....de brazos caídos... ) consiguió sacar en este caso, el botín....,

La crónica escrita, por nuestro querido Juan José Crespo,.... un servidor se la tradujo, ó mas bien describió....le causó problemas con el jefe de bomberos, por ser tan duro,????? pero si puedo decir y doy fé, que cuando engancharon las mangueras a las bocas de incendio, estas estaban podridas y se reventaron, y las cosas fueron así, pero si constatar, despues, el comportamiento ejemplar de los vecinos ayudando a los dannificados,yo por mi parte, estoy orgulloso de mis padres, que colaboraron, de verdad, yo como era un niño no se me olvidará nunca, la pena que pasamos todos, perdiendo practicamente todo, no había mucho pero mucha ilusión.Nosotros los pequeños, dimos muchos viajes sacando cosas antes de que el agua, apagador las estropease.....y así sucedió, ...Ha sido gratificante recordarlo y a los héroes de esta historia les quedará la satisfación del deber cumplido....Testigo de excepción..."el anónimo atontao"..

Loas al, entoces, pequeño héroe dijo...

Interesante este sucedido.
Después de leer la nota de prensa y los comentarios, además de ver como algo normal que los vecinos ayudasen, con actos heróicos incluidos, a sus amigos en apuros ( si no nos ayudamos los amigos y vecinos ¿ quién nos va a ayudar, los políticos?) quiero añadir que lo que más me ha llamado la atención de esta efemérides es lo del chaval (artista en ciernes, supongo) que entró a la casa en llamas, arriesgando su vida, para salvar el cuadro que había pintado a uno de los vecinos afectados por el fuego. Me quedo con este héroe, pensando en la película del Ordenanza de un Museo que quería salvar los cuadros durante la guerra, a costa de perder la vida.