20 agosto 2012

MEDIDAS DE SEGURIDAD, PARA TENER EN CUENTA

Finchu nos facilita estas importantes recomendaciones enviadas por la policía y aunque parecen un poco alarmistas, y por su redacción y algunas palabras utilizadas parece que puedan tener su origen en algún país sudamericano, lamentablemente creo que también debiéramos comenzar a tener que ponerlas en práctica nosotros.
CONSEJOS:
1. SE TOLERANTE. Si manejando alguien viene pitándote o te quiere rebasar, hazte a un lado, no sabes quién es, ni porque es su prisa. No vayas a pelear ni a reclamar porque alguien viene apurando el tráfico o porque te cerró el paso, respira profundamente, cuenta hasta 10 y VALORA TU VIDA.
2. SE CUIDADOSO. Frecuentar centros comerciales, bares, discotecas, etc. ya no es seguro. El narcotráfico se ha apoderado de estos lugares, y en cualquier momento puede llegar al lugar donde estés y cerrarlo. Habla con tus amigos y empiecen a reunirse en las casas para divertirse y conversar un rato.
3. SE HUMILDE. A veces nos gusta presumir de lo que tenemos. Estos tiempos nos piden actuar de "bajo perfil". Si tienes dinero, que bueno por ti, pero que no lo sepan a los 4 vientos, ni derroches en restaurantes, ni te dejes ver lleno de bolsas de negocios caros en centros comerciales, etc. Los delincuentes son muy observadores y realmente andan buscando a gente con dinero para secuestrarlos y que se les pague un jugoso rescate.
4. SE PRUDENTE. Ser valiente tiene sus consecuencias. Si ves que a alguien le están haciendo daño o sabes donde tienen a alguien secuestrado.... Avisa... PERO... no hables cerca del lugar, ni de tu celular, ni de un teléfono local. Utiliza un teléfono público y habla por anonimato.
5. SE ÁGIL. Si estás en tu automóvil en medio de una balacera (un tiroteo), agáchate hasta el suelo del vehículo y cubre tu cabeza con tus dos manos, si tienes niños dentro del automóvil, agárralos bien fuerte y échate al piso con ellos. Si estás caminando e igual te toca algún tiroteo, no salgas corriendo ya que te pueden confundir, mejor tírate al piso y cubre tu cabeza con las dos manos.
6. SE INTELIGENTE. El narcotráfico también es dueño de los negocios sucios, como la piratería. Deja de comprar piratería, si no te alcanza el dinero para comprarte un CD original entonces ve a un café Internet y baja tu música, pero no compres CDS piratas ya que al comprarlo apoyas la economía de estos individuos.
7. SE RESERVADO. Cierra la boca en lugares públicos y no hables "de que la delincuencia te tiene hasta el copete!"... o de que "sabes donde están los mafiosos"... de que "quieres hacer algo por parar la delincuencia". Ya no sabes a quien tienes al lado de ti en el restaurante, en la misa, en el parque... resérvate tus comentarios.
8. SE PREVENIDO. Si tienes hijos menores a los que les encanta salir, es tiempo de hablar muy seriamente con ellos y si es necesario, quitarles las llaves de los carros y prohibirles las salidas después de las 9 de la noche.... a los ladrones y a la mafia les encanta operar en la noche. Darán gritos, saltos, te maldecirán, pero es preferible aguantar eso, que dos o tres días en la morgue (depósito), esperando sus cadáveres... todo es por la vida de tu familia.
9. SE DESCONFIADO. No sabemos a quién tenemos de vecinos, ni quienes sacan conversación en el supermercado o quienes son nuestros clientes, etc. Mejor no socializar con personas que no conoces, no sabemos cuáles son sus intenciones.
10. SE SUTIL.(MOSCA CON EL FACEBOOK). Publicar tus fotos o las de tu familia en Facebook, Hi5, Myspace... es divertido, pero no publiques fotos de viajes, de los carros de la familia, de tu casa, o de tus actividades ordinarias... los dueños de lo ajeno están convertidos en unos expertos en internet y ahí se van dando cuenta cómo te va a ti... o a tu familia, y cuidado con lo que están publicando tus hijos, haz que te lo muestren.
11. SE MUY PRIVADO. Selecciona con mucho cuidado al personal que trabaja en tu casa (jardineros, obreros, personal de servicio fijo o por día) y se precavido en el trato. En casa no dejes en lugares accesibles tus estados de cuenta, chequeras, documentos legales, dinero, etc. Limita al mínimo tu información personal, que no sepan de tus propiedades, vivienda, familia, cuentas, etc. Trata de tener siempre una fotografía y copia de la cedula de los empleados de la casa.
12. A PUERTAS CERRADAS. Que en tu casa no abran la puerta a menos que la persona esté completamente identificada. No compres nada que te lleguen a ofrecer a la puerta, no abras para entregar donaciones solicitadas por desconocidos, abandona la costumbre de vender el material reciclable a quien llega a comprarlo a la puerta, instruye a tu familia para que no abra para recibir paquetes o entregas inesperadas (si es legitimo, puedes reclamar el paquete de cualquier forma).
13. ENTREGA LO QUE TE PIDAN. Si desafortunadamente eres víctima de un asalto mantén la calma, no hagas ningún movimiento que los ponga nerviosos, no les veas la cara, entrega lo que te pidan y trata de alejarte calmadamente. Oponer resistencia te puede costar la vida.
14. MENOS ES MÁS. Lleva siempre poco dinero en efectivo, utiliza para diario una tarjeta con un límite de crédito bajo y guarda las gold/platinum card bajo llave para cuando las necesites. Abre varias cuentas de banco para los gastos corrientes y divide los depósitos y gastos, para que nunca des la impresión de disponer de recursos inmediatos.
No dudes en reenviar y hacer tomar conciencia a alguien más, los tiempos han cambiado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

el 9 me da mucho miedo... y me parece escrito por quien teme lo que ignora.. con lo bonito que es descubrirlo!! luego ya decidiremos si nos gusta o no. Cierto es que hay que ser precavido, pero en nuestro contexto no veo necesario vivir con miedo. Afortunadamente los que socializamos con desconocidos (o mejor dicho, gente a la que aún no conocemos) nos hemos llevado más buenas sorpresas que malas

Jolau Ysera dijo...

A mi me parece un poco sensacionalista. No se si será porque Santander es muy tranquila, hasta el extremo que ha sido declarada la tercera ciudad más segura de España, tras Pamplona y Oviedo, pero aquí paracen un poco excesivas estas recomendaciones, que quizás tengan más validez dentro de las grandes ciudades.

Anónimo dijo...

Este tipo de alarmas, procedentes de algún país sudamericano y muy posiblemente Méjico, no debería recibir nuestro eco pues nos conduciría allí de donde pretendemos escapar. El léxico utilizado en la exposición creo que define de donde viene y a quién se refiere. Ahora bien, las cárceles españolas están ocupadas por un 60% de presos originarios de esos paises y nuestra sociedad compuesta ya por un porcentaje significativo del mismo origen, lo que significa que si seguimos aplicando el "buenismo" y no nos ponemos serios, en un futuro próximo estaremos como indica el artículo.