03 octubre 2012

SUMISIÓN QUÍMICA, LA VIOLACIÓN MÁS IMPUNE

Basta con diez o veinte miligramos de Zolpidem, el principio activo del somnífero más vendido en España, disueltos en el cubata. En pocos minutos, la voluntad de la persona, su capacidad para resistirse a cualquier tipo de agresión, se anula por completo. Y desaparece del organismo en menos de 24 horas. Su efecto es tan diabólico que puede dejar una secuela amnésica: cuando la víctima se da cuenta de lo que ha pasado no puede demostrar gran cosa ante el juez. Por eso, hay que actuar rápido, ir inmediatamente a un hospital para que busquen la droga en la sangre y la orina. No es algo puntual, ni un rumor amplificado en internet. Forenses, policías, sanitarios y asociaciones de ayuda a víctimas confirman que los casos no dejan de crecer. «Es muy importante que la gente sepa que esto pasa y hay que denunciarlo», advierte Teresa Echevarria, enfermera de urgencias del Hospital Clinic de Barcelona, el primero de España que empezó a llevar un registro de este tipo de agresiones... en 2009. Sí, es muy reciente. Casi tanto como su nombre en español: sumisión química. [+ información]

2 comentarios:

Una Madre dijo...

OK, muy interesante la labor de prevención de este Blog.

Gracias, unos padres agradecidos.

Anónimo dijo...

Desde Suiza,
Muy interesante saber que esto esta pasando en España, pero les cuento que yo ya sabia de esto hace ya 15 años o mas pero con el nombre de "escopolamina" - nombre vulgar- conocido en Colombia.
¡Muchas gracias por el blog!

Atte. Amiga del Valle de Buelna