29 mayo 2013

UN POCO DE HUMOR SIEMPRE VIENE BIEN

LA LAVADORA
Roberto nos cuenta que un matrimonio que regresa de una fiesta, al llegar a casa suben las escaleras, ella delante y él detrás.
El marido, envalentonado por las copas ingeridas, se le ocurre el siguiente comentario:
"amor mío, tienes el culo como una lavadora de grande"
Ella no responde, farfulla algo entre dientes, y continua subiendo hasta el dormitorio. Minutos más tarde, ya en la cama, el marido se acerca cariñosamente a la espalda de su mujer mientras le susurra al oído:
“cariño, me apetece hacer el amor…”
Ella sin inmutarse, responde:
“para una prenda tan pequeña no pongo yo la lavadora.., lávala a mano...”
Moraleja: Ni bebido, hagas comentarios ofensivos a tu mujer.

No hay comentarios: