04 agosto 2013

TODO POR LA PATRIA

EL HOMBRE QUE TUVO 500 HIJOS
La I Guerra Mundial tuvo muchas consecuencias para los combatientes. Entre ellas, la incapacidad —bien física bien psicológica— de procrear. Helena Wright, doctora británica, observó la necesidad de muchas esposas de estos soldados de tener hijos, y por esto organizó un discreto servicio de fecundación, para el cual se valió de un joven de 20 años, Derek. Derek visitaba a las mujeres que querían tener un hijo durante el momento óptimo de su ciclo de ovulación, una sola vez, y recibía un telegrama cada vez que tenía éxito en su «misión». [ver artículo]

3 comentarios:

Celoso dijo...

Al tío se las ponían a huevo, pero así todo tenía una puntería fenomenal.

Derek dijo...

Trabajo me costaba el actuar como un campeón, menos mal que luego me tomaba un limón para reponer energía y poder cumplir con la patria otra vez.

Monárquico dijo...

Eso no es nada. En España tenemos uno que hace lo mismo pero entre viaje y viaje caza elefantes en Africa.