07 octubre 2013

UNA MAREA HUMANA POR LA COSTA

 
Laura en La Maruca
Un total de 610 personas, entre las que pude reconocer a varios corraliegos, como Chente y su hermana María, los también hermanos Luis Felipe y Marcelino, con sus respectivas esposas Mª Angeles y Pili, Finchu y Lupe, José Luis y Laura , Ángel, Quinito, así como a los integrantes de la Federación de Montañismo, encabezados por Javier como presidente, secundado por Arturo y Fonso con los que me unen lazos de amistad, recorrimos ayer los senderos de la costa entre La Virgen del Mar y el Palacio de los Deportes, pasando por Cabo Mayor y Mataleñas. La fila que se formó fue de tal magnitud que cuando la vanguardia llegaba al faro, la cola todavía no había atravesado el Panteón del Inglés, una auténtica marea humana de aficionados a las caminatas venidos de toda Cantabria para celebrar el Día de los Senderos en una ruta que el Ayuntamiento de Santander va a convertir muy pronto en senda peatonal. Con su presencia, los senderistas quisieron mostrar su apoyo a este proyecto y divulgar una afición, mitad lúdica mitad deportiva, accesible a todo el mundo. De hecho, en la marcha de ayer la gran mayoría eran personas, cuanto menos, de mediana edad. La organización dice que participaron varios octogenarios y también muchos niños con sus padres, y todos completaron sin problemas el recorrido de 15 kilómetros propuesto, en unas cinco horas.
 

En el Faro
Destaco la participación masiva de SD BUELNA, GM CACICEDO, GM CASTRO, GM CARCEÑA y AD CURAVACAS, con más de 50 senderistas cada uno, llamando la atención la no participación de los componentes de Reinosa.
Esta marcha por la costa estuvo organizada por la Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada y por la Agrupación Deportiva Sanander, contando con el apoyo del Instituto Municipal de Deportes y unas 40 personas que participaron en el control de la ruta, que utilizó las servidumbres de paso existentes entre las propiedades particulares y el mar. De hecho, cuando el Ayuntamiento construya su senda, los senderistas más aficionados al terreno natural podrán seguir usando este otro trazado, que sólo precisa de una sencilla señalización de homologación europea para que cualquier aficionado, da igual de donde venga, pueda disfrutarlo. 
Al final del recorrido, los senderistas descansaron en el Parque de las Llamas. Allí estaba Pepe Román, de Santander, satisfecho por cómo había salido todo y el buen tiempo que acompañó la marcha. «Todos están encantados, y además muchos no conocían la costa de Santander, han venido grupos de Los Corrales, de Castro, Cacicedo... mucha gente del interior, y también unos 90 de la misma capital cántabra, algunos de ellos nunca habían hecho este recorrido». Precisamente, uno de los objetivos de esta marcha ha sido dar a conocer «nuestra costa a los de fuera y a los de dentro, que se sepa qué caminos tiene y cuánta historia hay a cada paso».
Playa de los Molinucos
La ruta parte de la Virgen del Mar hacia La Maruca para llegar al istmo de la Punta Pinquel, donde está la batería de San Pedro del Mar. Continúa por las minúsculas playas de Carabineros y Rosamunda, luego la de Bañaperros, se vira hacia Punta Cruz de Flórez, luego se llega a Punta Cortada y, al final de este tramo, está Ruco Grande. Después se rodea el golfo de El Bocal, se pasa por la playa y se bordea Punta Vergajo. Sigue hacia el Cabo de Lata, que es el punto más septentrional del recorrido, dejando a la izquierda el Islote de Ansión. Todo este tramo está salpicado de los populares 'morrios' delimitando los prados.
Playa de Mataleñas
Después se pasa junto al Panteón del Inglés, se baja a la depresión de Sanseras con su derruido Puente del Diablo y, más allá, comienza ya la subida al Faro de Cabo Mayor. Tras bordear el Parque de Mataleñas, los senderistas enfilaron ya hacia Las Llamas.

Caballos en las inmediaciones del Faro

 

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡¡GENIAL!! fue la idea de la marcha y ¡¡GENIAL!! resultó su realización.Bueno seria aprovechar el evento y la "marea humana" de participantes, (en su repetición cada año espero y deseo)para solicitar del organismo competente (sección Costas imagino)que tome cartas en el asunto y ponga orden "al DESORDEN" de la senda. llamando a capitulo a ciertos ciudadanos que han acotado en demasía el dominio público.