02 junio 2017

PENSAMIENTO DEL DÍA

Nació un bebé y, asombrosamente, minutos después del parto comenzó a hablar y dijo:
Yo nací para vivir solo 4 días.
Mi madre morirá en 6 días.
Y mi padre morirá en 15 días.
A los 4 días el niño murió. Pasados 6 días también murió la madre. El padre se volvía loco porque el siguiente era él, así que vendió todo lo que tenía y gastó todo el dinero.
A los 15 días, tal como había predicho el bebé, murió su vecino.
Pensamiento del día: ¡No se precipite!

No hay comentarios: