20 julio 2010

PARA MEDITAR

LOS POLÍTICOS COMO PROBLEMA
Los políticos constituyen el tercer problema del país, sólo por detrás del paro y de la crisis económica. Ese es el resultado de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Si bien no estoy de acuerdo con el dicho de que sólo se dedica a la política quien no sirve para otra cosa (aunque hay casos concretos de que sí), considero que los políticos debieran tomar buena nota de la opinión mayoritaria de la ciudadanía, que percibe cómo se dedican más a sus guerras partidarias y a solucionar asuntos personales que los del país. El Debate sobre el estado de la Nación, desgraciadamente, ha vuelto a corroborar que la realidad les es ajena. Zapatero y Rajoy se dedicaron a descalificarse, al "y tú más" y a no ponerse de acuerdo en nada. ¿Cómo es posible que esta gente no advierta el desencanto, el hartazgo de la gente ante tanta inoperancia? Lo que quieren los ciudadanos es a gente en la política que se ocupe de sus problemas, que les ofrezca esperanza y soluciones, que busque grandes consensos en esta época donde tan mal lo están pasando muchos españoles. Que no entren en la política buscando un medio fácil de ganar dinero, que trabajen por la región a la que representan y por el país al que dicen servir cuando lo que hacen es servirse. No pretendo generalizar porque estoy seguro de la honradez de la mayoría, pero esa es la percepción que se tiene. ¿O es que no se dan cuenta? La encuesta del CIS es demoledora: los españoles están hartos de sus políticos.
[Jesús Mier Coz, en Cartas al Director, del Diaruio Montañés]

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los españoles deberían de preocuparse más por sus políticos para que suceda lo mismo en la otra dirección. Votar cada cuatro años y quejarse en el bar no es suficiente.