16 diciembre 2010

LA CENSURA

SANTANDER DESAFÍA AL BOTELLÓN (Ver artículo)
En Santander ha surgido la polémica por la decisión por parte de la alcaldía de erradicar el botellón para lo cual las autoridades locales han creado un grupo especial para perseguir esta actividad.
La decisión de erradicar esta práctica que llevan a efecto los jóvenes los fines de semana tiene defensores y detractores. Los primeros son generalmente los jóvenes que alegan que no pueden permitirse el lujo de pagar las copas que se toman los adultos, al precio que tienen los locales de consumo habitual, y dicen que a ellos los sale más barato y que lo llevan a cabo en lugares retirados, para evitar molestar a los vecinos.
Los adultos dicen que son ruidosos, molestan a los vecinos y que dejan todo el recinto lleno de basura.
Como en el Diario Montañés se había establecido una pugna de comentarios me decidí a dar mi opinión al respecto y publiqué un comentario que titulaba Doble Moral y que más o menos decía lo siguiente: Llama la atención que estas medidas drásticas se tomen sobre un colectivo de gente joven y con escasa disponibilidad económica, que no han llegado todavía a la edad de emitir su voto, mientras que con la disculpa de estar de fiestas, era el propio Ayuntamiento el que organizaba macrobotellones, para los adultos, que sí están en edad de votar, en alusión a las casetas que montan por toda la capital.
No deja de ser una opinión, con la que se podrá estar de acuerdo o en desacuerdo, pero lo que me ha indignado es que mientras que algunos creen que estamos en un estado de derecho, donde cualquiera puede emitir su opinión, resulta que existe una censura encubierta, que ha hecho que misteriosamente haya desaparecido mi comentario.
Saco la conclusión que vivimos en una sociedad donde se nos hace creer que disponemos de unas libertades que no son reales y que solamente podemos hacer uso de ellas cuando vamos a favor de corriente ya que si actúas en contrario aparece la famosa censura, que algunos ingenuos creíamos erradicada. Invitamos a que los esfuerzos de la alcaldía vayan más a terminar con esta censura, antes que con el botellón.

No hay comentarios: