13 junio 2010

PASIÓN CORRALIEGA POR FLEMING

Seguramente Alexander Fleming (1881-1955) nunca supo que había un lugar en el mundo que se llamaba Los Corrales de Buelna. Seguramente, y según cuentan de su forma de ser, nunca se interesó demasiado por los monumentos que en su honor se levantaron el siglo pasado a lo largo de todo el planeta. Ni siquiera de aquellos que se pagaron del bolsillo de sus admiradores. En cambio, en un pueblecito de una región del norte de España todo el mundo sabía de él. Entre otras cosas porque otro hombre, éste cubano, Pedro Gutiérrez, decidió que Fleming se merecía un homenaje que le hiciera estar siempre en el recuerdo de los corraliegos.
Por eso, el mismo año en el que el científico recibía el Premio Nobel, ese hombre decidió levantar un monumento en su memoria. Y así fue, aunque hubo que esperar unos años.
El 9 de mayo de 1965, hace ahora 45 años, se inauguraba en Somahoz el monumento al doctor Fleming, costeado por Pedro Gutiérrez, entonces propietario de la Casa de Pedro, local hostelero tan conocido antes como ahora, en la última etapa precisamente como restaurante Fleming. Desde aquel momento la asociación de vecinos de Somahoz, la Peña Gedío, se unió a la admiración hacia el científico. Desde hace décadas dedican un fin de semana de junio a recordar a Fleming y, casi desde el primer día, junto a otra asociación, en este caso de Bilbao, la Peña Zabala Doctor Fleming. Ya nadie recuerda cómo empezó todo, solo queda ese sabor de quien devuelve con cariño lo que la penicilina hizo por tantas personas.
Este sábado se recordará a Alexander Fleming en una Santa Misa oficiada en la iglesia parroquial de San Roque, en Somahoz. El domingo, el homenaje comenzará a las 13 horas con la recepción de las dos asociaciones participantes, la de Somahoz y la de Bilbao. Los recibirán los integrantes de la Banda de Gaitas Gedío. Después todos comerán juntos y recorrerán la comarca para conocer y disfrutar del entorno.
Lo curioso es que hay una plaza y una calle en Los Corrales de Buelna dedicada al descubridor de la penicilina que es más conocida con otro nombre desde siempre, como campo de Silos. De hecho, si alguien pregunta por la plaza de Fleming, seguramente le enviarán a Somahoz.
Fuente: El Diario Montañés

No hay comentarios: