23 febrero 2011

SUCESO INSÓLITO, AUNQUE CADA VEZ MENOS INSÓLITO

CONDENADA POR CONDUCIR EBRIA Y TOCAR EL TRASERO AL GUARDIA CIVIL QUE LA PARÓ
A Heliodora H. S. le han retirado el carné de conducir durante dos años y tendrá que pagar una multa de 800 euros por un delito contra la seguridad vial y una falta de respeto a la autoridad. Es la pena que se le impone por unos hechos ocurridos en marzo de 2010, cuando estaba en el bar Caserío, de Suances, «dando gritos y molestando a los clientes», después de beber unas copas y cuando ya estaba «afectada por la ingesta de alcohol», según la sentencia.
Se requirió una patrulla de la Guardia Civil, que intentó convencer a la mujer para que depusiese su actitud y, cuando salió del local, también le recomendó que no cogiese el coche que tenía aparcado en la zona. Ella no hizo caso y se fue conduciendo. Más adelante, fue interceptada por los agentes para que se sometiese a la prueba de alcoholemia. Mientras se sometía a la prueba, según la sentencia, insultaba a los guardias y mostraba «un comportamiento irrespetuoso», sobre todo con uno de ellos, al que «le efectuó un tocamiento en las nalgas», de ahí la falta contra el orden público por «falta de respeto» debido a agentes de la autoridad (artículo 634 del Código Penal) a la que fue condenada. [+ información]

3 comentarios:

Abogado de Oficio dijo...

Por experiencia veo que la sentencia será favorable en el caso que se recurra alegando:
Eximente de ser mujer inmersa en un mundo machista.
Abuso de autoridad, rayando en acoso sexual, por parte del agente, que puso su nalga excesivamente próxima a ella, incitándola al roce.
Malos tratos por parte del agente al separarse bruscamente en el tocamiento y provocarla un sobresalto emocional, del que está en tratamiento sicológico.
Dado el estado de la Justicia, es fácil que al agente le caiga un paquete ejemplarizante.

Pocholo dijo...

Habría que incorporar como alegación a favor de la mujer la discriminación positiva, que es un privilegio que las mujeres alegan siempre y que parece ser que está reconocido legalmente, ya que bajo este derecho siempre tienen razón.
¡¡Habría que oír a las feminazis si la situación hubiese sido a la inversa.!!

Omglol dijo...

Si fuera un tío tocándole el culo a una Guardia Civil al tío le caían 30 años y ser portada de cada telediario los próximos 40 años.