05 diciembre 2014

PAZ INTERNA

Si logras comenzar tu día sin cafeína.
Si puedes estar feliz, ignorando tus males y dolencias.
Si puedes resistir la tentación de quejarte y aburrir al prójimo con tus problemas.
Si puedes comer la misma comida todos los días sintiéndote no solo satisfecho sino también agradecido.
Si entiendes cuando tus seres queridos están tan ocupados que no tienen tiempo para ti.
Si aceptas las criticas y culpas y no sientes resentimiento ni rencor.
Si logras conquistar la tensión y el stress sin ayuda médica.
Si puedes relajarte sin los efectos del alcohol.
Si logras dormir tranquilamente sin la ayuda de drogas ni somníferos.

...entonces…probablemente eres …




¡El perro de la familia! 


No hay comentarios: