31 julio 2012

LA FÁBULA DEL FUNCIONARIO MALVADO

José Luis nos cuenta que había una vez una una nación dónde todo el mundo era feliz, donde un nene semianalfabeto sin la ESO se ponía a apilar ladrillos y ganaba 4000 euros al mes, donde los ministros se entretenían encargando estudios estúpidos sobre la reproducción de la lagartija espongiforme, donde a la oposición le regalaban trajes y se iban a puticlubs gastos pagados por el ayuntamiento de turno, donde en el Senado se ponían traductores, donde el mago bueno ZP cuidaba de todos, donde todo era feliz y feliza (por aquello de la igualdad).
Pero en este bonito país no todo era perfecto, había un malvado llamado "El funcionario", vago entre los vagos, tomador de cafeses y fumador de cigarros, de trato desagradable, forrado y sinvergüenza, que vivía de lo robado a los honrados banqueros y políticos, a los honrados curritos que no defraudaban (sólo preguntaban con IVA o sin IVA).
Pues bien, nuestro protagonista el albañil era un tierno obrero salido de un instituto con 18 años sin aprobar ni el recreo llamado Jonathan, volvió un día del tajo y decidió comprarse un BMW serie 3 con el Pack Sport, llantas, y le puso fluorescentes y un equipo de música con subwoofer y una casita pareada.
En el banco, el señor director, muy amable le prestó el dinero sin ningún problema, mejorando su petición con más dinero que también le prestó para que se diera un homenaje en la Rivera Maya.
Pasó el tiempo y un mal día a Jonathan lo echaron del trabajo, ¿con qué iba a pagarse sus vicios? Y sobre todo, ¿su BMW? Apurado fue a ver al Sr. director del banco, que, muy simpático él, no pudo ayudarle, a pesar de que se desvivía por los necesitados. El Sr. director, compungido, al ver que Jonathan no podía pagar, y que él no cobraba, fue a ver al mago bueno, a ZP.
Mientras.... el malvado funcionario seguía trabajando en la sombra, envidioso él de nuestro amigo, que no tiene estudios y dilapidaba los euros que ganaba. Un buen día, a nuestro mago bueno ZP, lo llamó papá Obama y mamá Merkel y le dijeron que esto no podía seguir así.
La solución estaba clara, salvar a Johnny y fastidiar al malvado. Le bajamos el sueldo al despreciable funcionario y ya está.
Secuencia: Jonathan no paga lo que debe al banco, el banco no cobra, el banco le pide pasta al Gobierno, el Gobierno se la da quitándosela al funcionario; o sea, el BMW y la casita lo paga el funcionario con su 5%. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo funcionario:
Comprendo tu desencanto, pero ocurre que los salarios de los de tu gremio dependen de la cantidad de albañiles y "otros" que coticen a las arcas del erario público. Én la naturaleza, cuando escasea la comida los seres vivos se reproducen menos que cuando abunda y de esa manera se garantiza la supervivencia de la especie, pero en tu gremio han seguido aumentando cuando las fuentes de ingreso disminuían y además, pensar en EREs está prohibido por lo de "plaza en propiedad".
En definitiva, el excedente de albañiles está hoy en el paro pero el de funcionarios no. A veces nos quejamos demasiado de lo nuestro sin tener en cuenta lo que nos rodea.
Pintan bastos y eso es lo que hay, construido a conciencia por unos y otros y todos nosotros.

Manolo y Benito Chapuzas a domicilio dijo...

Naturalmente, nunca llueve a gusto de todos... pero el problema de España, además de la SUPER-cantidad de políticos y funcionarios, es que DURANTE MUCHOS AÑOS TODDOS LOS PAPÁS QUERÍAN PARA SUS HIJOS UN TRABAJO DONDE SE TRABAJARA POCO ( más bien, nada ) Y SE GANARA MUCHO. ASÍ QUE SE ABANDONARON EL CAMPO, LA PESCA, LOS SISTEMAS PRODUCTIVOS, ... y ahora ¿ qué recogemos ?
Nota: Falta mano de obra de el campo, en los barcos de pesca, en las industrias... porque todos los chicos son licenciados en nada y técnicos del papeleo, nos faltan profesionales-mano de obra cualificada y sobran abogados y chupatintas.

Anónimo dijo...

Anonimo esta muy bien eso que dices pero la realidad me hace pensar que por una pobre razon que es la envidia la gente se agrada de los recortes a los funcionarios, aunque saben que no es la soluccion. Sabes cuantos millones de euros van a dejar de consumirse estas navidades?? 1000 !!!! En palabras de algun representante dela CEOE. De esa paga que se le quita a los funcionarios, y sabes a quien van a perjudicar en gran medida? Al pequeño autonomo. Y no me cuentes el pobre discurso de que el albañil paga mi sueldo...jajaja. Demagogia cutre!!! Cuando pienses otra vez hablar deberias de hacer un estudio de cuantros trabajadores de la empresa privada tienen el doble de privilegios en su trabajo que los funcionarios. Te aseguro que mas de los 2500000 de empleados públicos.