11 marzo 2013

HUMOR INFERNAL

EL BEBEDOR
Pey nos cuenta que murió un gran bebedor y fue al infierno.
Cuando despierta, está en un jardín rodeado de mujeres en ropa interior y lencería. Las había rubias, morenas, pelirrojas, jóvenes, maduritas, blancas, negras, mulatas, japonesas… etc.
El tío piensa: “esto no es el infierno, esto es el PARAÍSO”.
Decide dar un paseo para inspeccionar el terreno, antes de catar tan nutrida cosecha y ve que los árboles no tienen frutas, tenían colgadas botas llenas de vino.
En medio de lágrimas de emoción se le aparece el demonio, que le da la bienvenida al infierno y el bebedor le pregunta si puede coger una bota.
El demonio le dice que todo está a su disposición no teniendo que pedir permiso para coger y usar lo que quisiera.
Coge una bota, va a echar un trago y no sale nada. Coge la segunda y lo mismo. Coge la tercera y ni una gota.
Le dice al demonio:
-“Pero si las botas no tienen agujero”
A lo que éste responde:
-“Ni las mujeres tampoco.
Aquí se viene a sufrir, cabrón.”

LOS HUECOS DE LA ABUELA
Conchi nos cuenta que una anciana murió y llegó al Cielo. En las puertas del mismo se encuentra con San Pedro, y se ponen a conversar. De repente se escuchan unos gritos espeluznantes.
- No te preocupes por eso -le dice San Pedro-. Es sólo que le están haciendo los huecos en la espalda a alguien para ponerle las alas.
La viejecita se pone un poco nerviosa con esto, pero continúa conversando. Diez minutos más tarde, se escuchan nuevos y escalofriantes gritos. - ¡Pero, Dios mío! -exclama la anciana- ¿Y ahora qué está sucediendo?
- No hay nada de qué preocuparse -le contesta San Pedro-. Lo que pasa es que están haciendo las perforaciones que se necesitan en la cabeza para instalar las aureolas.
- Ah, no, eso sí que no -dice la viejecita- ¡No soy capaz de resistir todo esto!. Mejor me voy al infierno.
- ¡Pero no puedes hacer eso! -le dice el Portero Celestial- ¡No te puedes ir al infierno!. ¡Allí abusarán de ti y te violarán!
- ¡No importa, para eso ya tengo los huecos hechos!

EL INGENIERO
Se murió un ingeniero y se fue a las puertas del Cielo. Sabido es que los ingenieros por su honestidad siempre van al cielo. San Pedro buscó en su archivo, pero últimamente andaba un poco desorganizado y no lo encontró en la maraña de papeles, así que le dijo:
-Lo lamento, no estás en listas...
De modo que el ingeniero se fue a la puerta del infierno y le dieron albergue y alojamiento inmediatamente. Poco tiempo pasó y el ingeniero se cansó de padecer las miserias del infierno, y se puso a diseñar y construir mejoras. Con el paso del tiempo, ya tenían ISO 9000, sistema de monitoreo de cenizas, aire acondicionado, inodoros con drenaje, escaleras eléctricas, equipos electrónicos, redes de telecomunicaciones, programas de mantenimiento predictivo, sistemas de control visual, sistemas de detección de incendios, termostatos digitales, etc., etc., etc. ... y el "Inge" se hizo de muy buena reputación.
Un día Dios llamó al Diablo por teléfono y con tono de sospecha le preguntó:
- ¿Y qué..... cómo estáis por allí en el infierno?
- ¡Estamos a todo trapo! Tenemos ISO 9000, sistema de monitoreo de cenizas, aire acondicionado, inodoros con drenaje, escaleras eléctricas, equipos electrónicos, Internet, etc. Oye, apúntate mi dirección de mail, es: eldiablofeliz@infierno.com Y no sé cuál será la próxima sorpresa del ingeniero. - ¿Qué? ¿QUÉ? ¿Tenéis un ingeniero allí?? Eso es un error, nunca debió haber llegado ahí un ingeniero. Los ingenieros siempre van al cielo, eso está escrito y resuelto ya. ¡Me lo mandas inmediatamente!
- ¡Ni loco! Me gusta tener un ingeniero en la organización... y me voy a quedar con él eternamente.
- Mándamelo o...... ¡¡TE DEMANDARÉ!!...
Y el Diablo, con la vista nublada por la tremenda carcajada que soltó, le contestó a Dios:
- Ah Sí?? ......y por curiosidad... ¿DE DÓNDE VAS A SACAR UN ABOGADO?

PARTIDO DE FUTBOL
Los diablos organizan un partido de fútbol con los ángeles para determinar quiénes eran los mejores con el balón. Cuando llegan al Cielo, los ángeles les dicen:
-No tiene caso, acá tenemos a los mejores jugadores.
Y los diablos responden:
-Quizás, pero nosotros tenemos a todos los árbitros.

No hay comentarios: