15 noviembre 2012

ME VOY DE CASA

Alejandro quiere compartir con nosotros este artículo del ABC, firmado por Carlos Colomer, que no tiene desperdicio:
Entre bromas, hace pocos días, un amigo me dijo algo con mucho sentido común. «Si se convocara un referéndum en toda España sobre la independencia de Cataluña, saldría que "sí" en todas las comunidades autónomas, excepto en Cataluña». Eso me hizo pensar que, bien mirado, también los catalanes deberían plantearse si el resto de pueblo español está dispuesto a «seguir soportando» a Cataluña. El planteamiento catalanista de «solos vamos a estar mejor» también es válido para el resto de España en sentido contrario. Quizá los independentistas catalanes no se han parado a pensar esto. Es verdad que si Cataluña se va perderemos sus impuestos, sus playas y parte del Pirineo (esto último es lo que más fastidia). Pero también se irá con ella su deuda, los continuos condicionantes y trabas que ponen a la política nacional, sus pensionistas, sus parados, sus enfermos, sus traductores... A cambio, fuera del Euro, su moneda será devaluada y les podremos comprar más barato lo que producen. Muchas empresas trasladarán su sede y su actividad a otros puntos de España, donde crearán empleo y riqueza, y playa y monte nos sobran por otros lados. Bien pensado, no está tan mal que se larguen. Artur me recuerda a mi hija de catorce años, que dice que se quiere ir de casa porque no nos aguanta más, pero creo que no pasará del rellano. Quizá. Algún día, los independentistas catalanes madurarán y se acabarán las tonterías. Mientras tanto, ¿les damos un susto y les decimos que sí... que se vayan?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en eso, de que España daria el sí, el problema vendría, que luego los vascos, despues los gallegos y quien sabe mas.