21 octubre 2007

PARA MEDITAR

En mi modesta opinión, cuando se aproximan las elecciones, los socialistas esgrimen como único argumento político la pasada Guerra Civil. Destapan la caja de los truenos y comienzas a atemorizar a las masas, sacando a relucir interesadas memorias históricas, para alimentar los deseos de sus más radicales seguidores.
Yo no viví la guerra, pero en todas las mi familias, y la mía no es una excepción, hay dos bandos. Desde que yo tengo uso de razón, en mi familia, han sabido olvidar y reconciliarse, reconociendo que ambas partes fueron victimas y culpables de aquel terrible suceso.
Se da la circunstancia que, ambos bandos ahora reconciliados, ven cómo con fines propagandísticos, se revuelve en un pasado que ya tenían olvidado. Se ha conseguido que ambas partes estén de acuerdo en que ya se hizo una reconciliación cuando iniciamos la andadura democrática, tras la muerte de Franco. ¿No dieron el visto bueno Carrillo y la Pasionaria? ¿A qué viene ahora otra? ¿Será la última o las próximas elecciones volverá a salir a relucir la Guerra Civil otra vez?
Tampoco se entiende que ZP esté tan sensibilizado con recuperar el pasado de hace más de 50 años y no tenga en cuenta el presente ya que si, detesta la pasada dictadura de Franco, no se entiendo que tenga entre sus más relevantes amigos dictadores del presente, como Fidel Castro o Chavez.

No hay comentarios: