24 octubre 2007

PARA MEDITAR

MÁS ESPAÑA
Se acercan las elecciones, los partidos políticos nos harán sus promesas, es el momento de pedir. Estas deben ser unas elecciones distintas, ya no deberemos valorar las promesas habituales que luego no se cumplen. Esta vez las cosas están claras, en la transición se firmó un contrato que los nacionalismos y separatismos radicales no están cumpliendo, el chantaje está al cabo de la calle y España debe reclamar que se cumpla el contrato, que se llama Constitución.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Comparto algunos temas con esta persona pero otra no...me parece correcto que se proteste y mas se debería hacer por una vivienda digna...pero hombre lo de que España se rompe ya huele mal...para mi opinión España es una nación muy singular, pues hay infinidad de ideas políticas y eso es lo bueno..aquí lo importante es aguantarse entenderse y respetarse mutuamente...y con estas afirmaciones lo único que se quiere hacer es meter fuego....

Anónimo dijo...

El anónimo de siempre, piensa en alto ... aquello que decía el poeta, hace tiempo "una de las dos ESPAÑAS ha de helarte el corazón", yo creo que sin ser alarmista, el corazón no es que esté helado, sino desaparecido. La razón es obvia, la política es un buen negocio.. para los políticos.. el poder ensalza.. rejuvenece.. "a España no la va a conocer ni la madre que la dió a luz"... no me reconozco ni yo mismo,... porque estas divagaciones... por lo siguiente, ya está bien del mal trato y lo digo bien que se nos dá a los votantes, de cualquier signo, aunque nos den de comer en las fiestas-mítines, la democracia en España se tiene que consolidar, hay que cumplir la Constitución, que para eso la votamos, esto no es el cachondeo del Sr. González con la OTAN, ó ahora mismo con la Constitución Europea, yo sigo pensando que en el pueblo español somos pacientes y buenos, eso si, muy desmemoriados y a veces complacientes, pero sigo creyendo que hay dos Españas, por la fuerte presión de las grandes autonomías, y la habrá siempre y nosotros los cántabros, que es lo nuestro, parece que mendigando nuestra carencia y deuda histórica con las infraestructuras, aparte, de temas pasados a nivel político de desencuentros.., ahora eso de seguir aguantando, no lo veo, hay que dar la tabarra, pero no con Buengrifo...., en la tele, sino con argumentos sólidos que los hay. saludos a todos