17 abril 2010

¡¡¡AVISO A LAS NUEVAS GENERACIONES!!!

Hola, me llamo Imma y quiero un hombre de verdad. A mis 32 años ya me he cansado de esperar al príncipe azul, y una vez asumido eso, me doy cuenta de que los hombres de verdad ya no existen. Ahora, el hombre del S. XXI es como nosotras, las mujeres, igualitos pero con pene.
De hecho, son peores. ¡Usan nuestras cremas, se depilan, tienen más ropa en el armario, van al club cuatro horas al día y son sensibles! Yo no quiero un hombre sensible, quiero un hombre que me abra la puerta del coche, me defienda si entra un ladrón en mi casa, sepa conducir y no llore mirando los puentes de Madison. ¿Pero cómo encontrar a ese hombre?
Yo ya no distingo a los metrosexuales de los homosexuales o los heterosexuales. Antes era más fácil. Un hombre llevaba un pendiente y estaba claro, era gay. Ahora tienes que hacerle un test para descubrir de qué palo va. El último hombre con el que he ligado pasa más horas en la peluquería que yo, se pinta las uñas, se gasta un patón en ropa de marca y es un narcisista de narices.
Pero lo peor viene a la hora de cenar. No se limita a limpiar los platos o recoger la mesa como haría cualquier hombre normal. No. Cada día, entra en mi cocina, lo ordena todo a su manera y decide por mí qué es lo que tengo que comer. Y no estoy hablando de unos macarrones y un bistec a la plancha. ¡Qué va! Cocina cosas raras que no sabía ni que existían, como el tofu.
Pero el otro día pasó algo con lo que una no puede luchar. Le pedí que ayudara a colgar un cuadro y resulta ¡que no sabía hacerlo! En aquel momento me di cuenta de que aquella relación no iba a llegar a ningún lado.
¿Pero que está pasando? Si un hombre ya no puede colgar un cuadro o cambiar una rueda del cohe ¿de qué narices me sirve? Para eso me voy a vivir con una amiga. Porque no nos engañemos, desde que existen esas cosas que vibran, ¿para qué necesitamos a un hombre si no puede ni montarte una mesa del Ikea? Es desesperante. Cuánto daño ha hecho David Beckam al mundo masculino en general. Yo sólo quiero un hombre de verdad, que vea el fútbol a la hora de cenar y me deje en paz.
Imma Sust - Periodista

3 comentarios:

Jolau Ysera dijo...

Querida Inma:
No hay quien os entienda. El hombre de hoy es el que vosotras habéis modelado. Desde que la mujer se ha incorporado al trabajo, los nuevos varones no solamente se han tenido que adaptar a las labores propias del hogar (lavar, planchar, cocinar, etc.), sino que al contacto con compañeras en el trabajo, nos han transmitido sus inquietudes, gustos y nuevas necesidades.
Has tenido mala suerte de haber nacido en una época en que has conocido al hombre de antes y claro, no me extraña que a la vista de lo que circula por ahí, añores aquellos hombres, pero desgraciadamente las nuevas generaciones de mujeres exigen hombres “híbridos” como los que tu desprecias. Es más, un hombre que no se depile y no acepte colaborar en las tareas domésticas antes expuestas (es decir uno de los de antes), lo tiene muy crudo con las mujeres de hoy en día.
No tienes por lo tanto derecho a quejarte, ya que es el tipo de hombre que las mujeres y la sociedad de hoy ha creado.
Sobre las mujeres que la sociedad de hoy ha creado, tampoco merece la pena perder mucho tiempo hablando, ya que tenemos lo que nos merecemos.

Anónimo dijo...

Se ve que alguno, o no tiene, o no se merece la que tiene.

Uno del Club dijo...

Mi queridísima Imma,

Tu problema tiene fácil solución... dado que, obviamente, estás buscando a " Tu Hombre " donde nunca lo vas a encontrar,pues seguramente le querrás de tu edad o aproximada... y un chico de estos, tipo Corte Inglés ( que además será un progre de izquierdas )jamás llenará tu vida de la ilusión, sueños, pasión, etc que tu te mereces por ser una Dama especial para un hombre especial.

Tu hombre nunca será uno de tu edad, ya que tu necesitas un hombre como los de mi quinta ( que hicimos la Mili, hacíamos guateques, y bailábamos con The Beatles, ... ), esto es: hombres como Dios manda ¡Y DE DERECHAS!. Tu necesitas a un hombe maduro, un caballero todo terreno, como nosotros.

Por lo expuesto te ruego te pongas en contacto con los viejos rockeros, esto es, con los miembros ( con perdón ) del "Club de los Poetas Vivos", donde encontrarás ese tesoro que tanto buscas desesperadamente.

AmigA Imma, no deseperes pues ya tienes la solución. Cualquiera, de nosotros, sabrá darte todo lo que deseas, necesitas y te merces... y tendrás la oportunidad de a todos conocer ( probar si es pertinente ) y así podrás seleccionar con objetividad " el tuyo ".

Los caballeros que tu adoras ( ya quedamos pocos ) no los encontrarás si no es en nuestro Club... por ello te esperamos y te recibiremos con los brazos abiertos para ofrecerte el Mundo entero a tus pies.