05 abril 2010

ALGO NO FUNCIONA

La agudeza de la crisis deja al descubierto muchas reflexiones. Permítanme compartir algunas a modo de desahogo ¿Se han planteado alguna vez qué parte de sus ingresos se dirige al pago de impuestos? Y no me refiero sólo a las retenciones de las personas físicas que les descuentan de sus rendimientos del trabajo ni tampoco a los pagos a los que las empresas se ven sometidas por el simple hecho de generar empleo y riqueza. Piensen que el 80% del carburante con el que llenan sus depósitos es tasa; que el 7% (el poco tiempo que le queda) de todas nuestras consumiciones es tasa como también lo es el 16% de todas sus compras (hasta que pase a ser el 18 en unas semanas); si son fumadores, el 90% del precio de la cajetilla es tasa y también pasa con el alcohol; los vados, tarjetas de OLA, bienes inmuebles, circulación, multas, permisos varios etc, etc, etc... Todo está gravado y todos sabemos que ese dinero sostiene las cinco (¡cinco!) administraciones que gestionan 'lo público': europea, Madrid, CCAA, Diputaciones Provinciales (las CCAA pluriprovinciales), entidades locales. ¿Se han planteado alguna vez qué parte del PIB se destina al mantenimiento de todos esos puestos y coches oficiales? ¿De verdad es eficaz esta gestión pública? Y si todos estamos de acuerdo en que este sistema es ya insostenible, ¿alguien puede decirme cómo desmontarlo a estas alturas? Los Parlamentos sólo tienen razón de ser como representación de los ciudadanos, ¿pero y si internet ya nos permitiera representarnos a nosotros mismos? Si pudiéramos votar proposiciones, elevar acuerdos... una mente pragmática pensaría que ya no tienen sentido como fueron concebidos... Pero discúlpenme por todo lo anterior, a lo mejor es que está demasiado reciente en mi mente el agravio comparativo que sufrimos con los norteamericanos (país donde el gravamen fiscal debe suponer la mitad) y aquí tenemos la enorme suerte de haber nacido en la Europa del bienestar, la de los derechos casi sin obligaciones, la del 'buen rollito', la de la 'sopa boba' en definitiva.

No hay comentarios: